Comparte

Escucha del disco "Vértigo" de Dikers

Tras pasar más de tres años desde la publicación de “Casi Nunca Llueve”, los navarros Dikers, con la unión de Iván Viedma al bajo, vuelven a la carga con el que es su séptimo trabajo de estudio: “Vértigo”.

Doce cortes melódicos que entran directos desde su primera escucha y en los que se mezclan los temas más cañeros y explosivos con los medios tiempos, los cuáles son una marca característica de su música y que, a pesar de ello, no llegan a convertirse en algo repetitivo sino que saben encontrar la innovación en su esencia.

A lo largo de sus letras, al igual que en la portada, Iker Piedrafita y, en su mayoría, Sergio Izquierdo pasan a convertirse en unos equilibristas que tratan de mantener el mismo nivel entre lo que piensan y lo que sienten, aunque siempre predomina el corazón. Durante este recorrido encontramos cortes más sociopolíticos con grandes dosis de rabia y realidad como la directa “Olek” o la explosiva “Molotov” y los más cañeros como “Ababol” (un estribillo pegadizo difícil de sacar de la cabeza), “Pretencioso” (su ácido primer single con el que dejan claro su posición frente al panorama musical actual), “A Quemarropa” (un tema muy rápido y con una gran intensidad), “Lárgate de aquí” o la pegadiza y divertida “La chica de la curva” con la colaboración de Carlos Lorente de Big Member y que, con toda seguridad, será una de las destacadas en esta gira.

Sin embargo, también hay espacio para los más sentimentales como la nana rockera “Pan de canela” o temas con toques más melancólicos como la abismal “Luz” ( un tema in crescendo en melodía desde el piano inicial a la incorporación del resto de instrumentos y que, sin lugar a dudas, se ha convertido en una de mis favoritas), la tristeza de “Ya no te espero”, “Vitaminas” (una balada con solo voz y piano que muestra el dolor de las despedidas) o “No hay más”, con letra de Alfredo Piedrafita y que muestra un momento vívido durante el último concierto de Barricada.

Pero, sobre todo, lo que más destaca es el gran sonido conseguido en este plástico, tan evocador y tan cercano a su directo. Sin embargo, ha sido grabado en el sótano estudio de Iker Piedrafita y que, como muy orgullosos recalcan, todo lo que se escucha en este disco es real, que no posee autotune ni cuantización de baterías y con el que han logrado un resultado de diez.

Con este álbum, este trío navarro demuestra que no hay “vértigo” que les frene sino que, por el contrario, los pasos que recorren con él son más seguros y firmes que nunca. Actitud y savoir faire no les faltan.

 

Lo más leído esta semana

Fecha para el nuevo single de Leo Jiménez: 'La era de la individualidad'

El próximo 11 de mayo ha sido la fecha para el nuevo single de Leo Jiménez: 'La era de la individualidad'.

Cartel del festival solidario Pim Pam Punk

El próximo 21 de enero ha sido la fecha elegida para la celebración del X aniversario del festival solidario Pim Pam Punk.

[ENTREVISTA] Iñaki Llarena: “Un buen disco es un cantante y unas buenas canciones. Todo lo demás es absolutamente secundario”

Iñaki Llarena es, sin duda, uno de los productores referenciales en Navarra. En 2006 empezó a grabar y producir bandas tanto a nivel nacional en Estudios Aberin, su propio estudio...

Evaristo Páramos prepara un libro de anécdotas y recuerdos de la época de La Polla Records

La editorial Desacorde Ediciones ha anunciado que se encuentran preparando un nuevo libro de Evaristo Páramos.