Comparte

[ENTREVISTA] La Beriso: "Uno no tiene que olvidarse de lo que le costó llegar"

Tras llenar el estadio River Plate el pasado mes de diciembre, La Beriso da el salto a nuestro país para dar a conocer 'Pecado Capital', el que ya es su sexto trabajo de estudio. Se trata de un disco de rock que ha sido producido por Armando Ávila, con la contribución de Ross GarfieldChris Lord Alge y en el que, además, han contado con las colaboraciones Andrés Calamaro, Stuart Hamm (Joe Satriani, Richie Kotzen, Steve Vai) y Tim Pierce (Michael Jackson, Patti Smith, Bruce Springsteen).

Con motivo de su edición en España y su próxima gira para agosto (después de una primera toma de contacto el pasado fin de semana), he tenido la oportunidad de charlar con Ezequiel Boli (bajo), Conde Kung (teclado) y Jorge Gavilán (mánager) sobre la banda y el recorrido realizado en estos 20 años, sobre este álbum y que expectativas tienen con el salto a nuestro país. ¡Qué la disfrutéis!

Para quién no os conozca, ¿cómo y cuándo surge La Beriso?

Ezequiel: La Beriso surge hace 20 años en Buenos Aires. Nació de la mano del cantante con algunos músicos conocidos de él y fue pasando el tiempo y nos fuimos integrando nosotros al resto de la banda pero ya hace unos 15 años más o menos que la formación es la misma.

¿Por qué La Beriso?

Ezequiel: La Beriso viene por el Padre Beriso, un sacerdote que era como el director del colegio donde iba Rolo, el cantante. Y tenían una fecha en el mismo colegio y, entonces, les pusieron Los Discípulos de Beriso porque eran todos alumnos de ese colegio. Después, con el tiempo, cambio a la Beriso, manteniendo el apellido del padre.

Jorge Gavilán: No hay que confundir el nombre porque en Buenos Aires hay una localidad que se llama Berisso pero es con doble ese. Por eso siempre nos escriben mal el nombre.

Conde Kung: Y se piensan que somos todos de ahí (risas).

¿Cuál es el ‘Pecado Capital’?

Conde Kung: Todos. Los siete (risas).

Ezequiel: ¿En qué orden? Esa sería la pregunta (risas). No, el pecado capital que más tuvimos durante la grabación del disco fue la gula, definitivamente (risas). El disco lo grabamos en México y nos gusta un poco la comida de allá.

Conde Kung: Así que hemos engordado varios kilos disco tras disco (risas).

Jorge Gavilán: Igual hacen referencia al título, al momento en Argentina o en Latinoamérica. Y, bueno, dentro hay muchas letras de reclamo social y si te pones a pensar en todos los que nos gobiernan, todos terminan igual.

Ezequiel: Ese sí que es un Pecado Capital.

Este trabajo, que es el sexto de vuestra carrera, ha sido grabado en los Cosmo Estudios de México bajo la producción de Armando Ávila, ¿cómo surge la oportunidad de grabar con él?

Ezequiel: Estábamos en México de gira presentando a la banda y lo conocimos gracias a que nos lo presentó la gente de Sony. Empezamos a hablar porque es un productor que, quizá, tiene más experiencia en todo lo que es pop pero él, realmente, es un rockero.

Conde Kung: A él le gusta.

Ezequiel: Es un fanático del rock y tenía muchas ganas de poner toda su experiencia y su súper estudio de México para producir un buen disco de rock. Y, después, se acercó a Argentina y fue cuando nos demostró que había un interés muy grande en nosotro, al viajar de México a Argentina para ver a una banda que quizá grabe en tu estudio. En ese momento nos juntamos en una sala, empezamos a charlar y vimos que queríamos lo mismo para el siguiente disco de la banda. Así que fue todo muy natural y, a medida que nos fuimos conociendo, estuvimos más convencidos de hacerlo con él.

Tengo dos curiosidades en relación a la grabación de este disco. La primera de ellas es que las bases las habéis grabado en los estudios ENG de Los Ángeles.

Ezequiel: Exactamente, por recomendación de Armando. Nosotros en México grabamos todo hasta digamos, inclusive, unas baterías de referencia. Pero, después, por una cuestión de sonido y de que en Los Ángeles había un gran doctor que es Ross Garfield que es una leyenda de lo que son las baterías, dijimos de grabar de nuevo las baterías con la base de todo lo que habíamos grabado en México. A la vez aprovechamos para tener un par de invitados en el disco como Stuart Hamm o Tim Pierce que estaban allí.

La segunda es que una parte de la mezcla la ha realizado Chris Lord Alge, ¿por qué así?  Han sido los temas más rockeros ¿verdad?

Ezequiel: Sí.

Conde Kung: La idea era esa, la de mezclar los temas más rockeros.

Ezequiel: Otra oportunidad que nos dio el estar grabando allí y Armando nos ofreció porque lo conoce. Y, bueno, nosotros venimos del rock y sabemos la leyenda que es y conocemos el audio del ‘Black Álbum’ de Metallica.

Conde Kung: Cuando fuimos estaba mezclando el último disco de Green Day, así que imagínate.  En realidad, esta bueno que se interese alguien como Chris Lord porque lo hace también por placer porque nosotros no le podemos pagar lo mismo que Green Day.

Ezequiel: Armando como, todo el tiempo, produce pop y le gusta el rock estaba muy entusiasmado con La Beriso. Entonces, hizo todo lo posible.

Jorge Gavilán: Se lo mostró a todo el mundo.

Conde Kung: Puso todo a nuestro servicio. La verdad es que se puso la camiseta con nuestra banda (risas).

Habéis comentado que ha habido la colaboración de Stuart Hamm y Tim Pierce, ¿qué significa para vosotros que estos dos artistas estén en vuestro disco?

Ezequiel: Para mí, como bajista, fue una experiencia que nunca creí vivir en una vida. Llegar a un estudio y que este él fue impresionante. Es algo que nos sorprendió en un momento porque nunca lo imaginábamos.

Jorge Gavilán: Son cosas con las que uno no sueña que vayan a pasar.

Ezequiel: Que iba a estar él y le agregó al disco una jerarquía de esos dos monstruos que estaban grabando.

Jorge Gavilán: Y, encima, Stuart Hamm vino a tocar con nosotros a River. Así que doble de alegría.

¿Por qué en ‘Realidad’?

Ezequiel: Primero por un tema de rítmica y de melodía de bajo que ahí era donde él iba a poder aprovechar y divertirse más. Eso fue por un lado. Y a parte fue por un tema que nosotros lo terminamos de cerrar y hacer en México y cuando salió justo estábamos hablando del invitado y se dijo que lo hiciera en ese.

Jorge Gavilán: Con naturalidad.

Además, contáis con Andrés Calamaro en ‘Tres mujeres y ella’. ¿Por qué?

Conde Kung: Otro gusto que nos pudimos dar en este disco. En realidad, siempre tuvimos el sueño de que Andrés grabe una canción nuestra.

Habéis cumplido unos cuántos sueños con este disco ¿no?

Conde Kung: En este disco cumplimos un montón y muchos de ellos que ni esperábamos.

Jorge Gavilán: Estamos buscando sueños nuevos (risas).Eso es lo que estamos esperando ahora. Sueños nuevos es un buen título para un nuevo álbum (risas).

Conde Kung: Un gusto que nos dimos en este disco. Para nosotros es un gran compositor y una gran leyenda en Argentina. Rolo, el cantante y compositor de La Beriso, es muy fanático de Andrés Calamaro y en cuanto hubo la posibilidad no hubo ni que pensar. El tema sabíamos que era ese.

Jorge Gavilán: Le mandamos dos opciones y eligió esa canción.

Con respecto a la lírica si que vuestro anterior trabajo, ‘Historias’, si que seguía una línea temática más relacionada con la pérdida. Sin embargo, en este disco os habéis decantado por una línea más combativa, ¿en qué os inspiráis a la hora de componer?

Ezequiel: En la realidad de nuestro país, que uno vive en el día a día y en los momentos. A la hora de que nazca un tema en el discos anteriores si que estaba un poco más presente el tema de la pérdida. Pero, últimamente en nuestro país, el tema político, la desigualdad y la corrupción está muy presente. Y uno no es ajeno a eso ni vive en otro lado. Se levanta todos los días y lee los diarios, ve la televisión y es de lo que le sale escribir. Rolo lo que tiene es que nunca va a escribir nada porque se lo proponga. No va a decir que hoy va a escribir una letra de temática combativa porque se pone a escribir y le sale una cosa que ni a él mismo le gusta. En cambio, cuando él empieza a escribir y está componiendo, fluye… Son las canciones que están ahí, las más sinceras y las que decidimos poner en el disco.

Pero, luego, además es que es una temática muy extrapolable porque esa situación que tenéis allí la estamos viviendo aquí también día a día y eso puede ayudaros a abrir camino.

Jorge Gavilán: Nos pasó en México y otros lado donde fuimos a tocar como Perú, Panamá… la gente se siente representada por las mismas temáticas.

Ezequiel: Claro, yo siempre digo que es algo lamentablemente. Porque  cuando ves que eso sucede en uno, en otro y en otro… Entonces te da asco.

Conde Kung: En toda América Latina es la misma historia. Políticamente hablando. Entonces está bueno que se identifiquen con nuestras letras pero es una situación horrible.

Ezequiel: Sería mucho mejor para el mundo que se dijera que no se sabe que es la corrupción, eso es algo que solo tienen ustedes (risas) como el mate, pero no es así. 

Quizá, para mí, los temas que más me han gustado han sido ‘Camino el dolor’ y ‘Mano a Mano’. ¿Qué me contáis sobre ellos?

Ezequiel: Qué ‘Mano a Mano’ también es uno de los temas que a mí mas me gustan (risas). Son esas canciones en las que a Rolo se le alinean los planetas y salen esas letras que, no importa quién se las lea, que sienten que se las están cantando a uno. Y eso es muy fuerte. Creo que eso es, en gran parte, el secreto de que nos vaya tan bien en Argentina. Y que eso nos permita viajar y venir hasta acá y todo. Tiene que ver mucho con eso, con que la gente encuentra en las letras muchas cosas que quiere decir y muchas veces no sabe como y Rolo en media hora y en un trozo de papel te lo tira a la cara.

Conde Kung: Nos pasa mucho cuando Rolo trae la canción y la letra y nosotros la leemos y claro es algo que cualquiera diría.

Ezequiel: A nosotros nos moviliza lo mismo que al público. No somos ajenos a eso. Cuando él trae la canción con la guitarra y empieza a tocarla y le prestamos atención a la letra y a la canción y nos mueve igual. Porque es la primera vez que escuchamos el tema también.

Conde Kung: Totalmente.

¿Qué destacaríais vosotros de la evolución de ‘Historias’ hasta llegar a ‘Pecado Capital’?

Ezequiel: Yo creo que es una evolución constante que tuvimos a través de todos los discos. Desde el primero que fue grabado en un estudio que ni siquiera era un estudio, era una sala de ensayo muy chiquitita. Lo hicimos con los recursos que teníamos en ese momento hasta una súper producción como es ‘Pecado Capital’. Disco a disco tratamos de mejorar nosotros como músicos y grabar cada vez un disco mejor. Me parece que entre ‘Historias’ y ‘Pecado Capital’ esta la evolución un poco más marcada porque a nosotros nos cambió mucho la manera de grabar al no estar en nuestro país. ‘Historias’ íbamos en la mañana al estudio, grabábamos y por la noche volvíamos a casa, descansábamos, estábamos ahí con nuestras familia y como que cortábamos un poco. En este disco nos recluimos en una casa en México y fueron las 24 horas pensando en el disco. Cuando no estábamos en el estudio, estábamos en la casa con la guitarra tratándolo de encontrar algo más a las canciones, escuchando la que se había grabado el día anterior… Si ya estaba bien o había que hacerle algo más.

Jorge Gavilán: Vivir el disco entre todos en las 24 horas.

Ezequiel: Exactamente.

Jorge Gavilán: Otros aires musicales también.

Ezequiel: La principal diferencia me parece que viene de ahí.

Jorge Gavilán: Igual de disco a disco La Beriso siempre se superó.

Ezequiel: Siempre buscamos mejorar e investigamos. De hecho el tercero lo grabamos en cinta abierta que había un montón que no se usaba. Lo quisimos probar porque decían que era más orgánico y. bueno, lo probamos y ya pensando que el próximo disco lo vamos a grabar en Marte (risas).

Conde Kung: También uno empieza a poder darse algunos gustos y elegir el estudio en función de artistas que han grabado y cosas así. Porque, sinceramente, por mucho que a mi me encante dudo que la gente valore donde se ha grabado.

Van a valorar que suene bien.

Conde Kung: Y, a veces, me parece que ni siquiera.

Jorge Gavilán: Hay una línea medio estándar que una vez botas arriba de ese línea como botan los artistas internacionales que conocemos como U2, Coldplay…etc. El oído generalizado pierde y no se termina de dar cuenta del cambio. Nosotros si nos damos cuentas, de lejos nos damos cuenta. Ponemos el disco y yo cuando lo pongo no me arrepiento de nada. Sí que creo que no se puede bajar de ahí. De ahí para arriba y hay varios estudios que sería lindo conocer.  Siempre va a haber cosas nuevas y objetivos nuevos como estar hoy acá, uno que ya sabe que en su país está tranquilo y ya tiene un público que lo sigue y lo acompaña. Y, sin embargo, fuimos a México, vinimos acá.

Pero, al final, es eso y hay que crecer. Habéis sido la banda invitada de los Rolling Stones en Argentina, habéis llenado River Plate y este era ya un paso necesario.

Ezequiel: Y esto es lo que mantiene  en forma a la banda. Te mantiene en forma tener objetivos por delante. Cuando uno no tiene objetivos por delante es cuando uno empieza a no tener esas ganas y ese impulso. Es como que los desafíos nos mantienen un buena forma.

¿Qué expectativas tenéis vosotros para este salto?

Conde Kung: La verdad es que tenemos las mismas expectativas que cada vez que salimos del país o vamos a lugares nuevos. Ver que pasa con la gente. La sorpresa también nos gusta, tocar y ver. Nos pasó en México y, también en Perú, que tocábamos en un sitio donde la gente no tenía los discos. Y tocar y ver la reacción de la gente. Eso es lo que más nos gusta a nosotros que la gente se empiece a reflejar en los temas.

¿Os traerá recuerdos de vuestros inicios?

Conde Kung: Seguramente. Ya nos pasó en Panamá hace poco tocamos en un pub para 20 personas.

Ezequiel: De la River a un pub para 20 personas y lo mejor de eso es que lo disfrutamos desde otro lado pero de la misma manera.  Nos divertimos muchísimo en ese show. Sin nervios, sin todo lo que era River de tener cuidado porque esa luz estaba ahí, la pasarela allá, tanta gente, que estuviesen filmando y tantos ojos posados sobre nosotros... Y de repente ser la banda como la que había empezado. No importaba nada, solo las canciones y tocar y fue ese reencuentro que se dio ahí y que estuvo buenísimo.

También se agradece ese contacto tan cercano.

Ezequiel: Sí.

Conde Kung: Totalmente.

Ezequiel: A nosotros nos gusta mucho. Ahora estamos haciendo una serie de shows en un estadio que se le llama Obras.

Claro de eso quería preguntaros también porque me había resultado muy curioso porque, además, son fechas muy seguidas. ¿Me podéis contar un poco como surgen estos conciertos?

Ezequiel: Decidimos, después de hacer River, que teníamos ganas de tocar en Buenos Aires. En Buenos Aires por suerte y por tanta gente que nos acompaña, es mucha gente la que va y estábamos entre hacer algún estadio o hacer el estadio de obras que entran unas 5.000 personas. Y es un lugar que es muy emblemático para la Argentina. Hubo una época en la que se decía que si tocabas en Obras te recibías de banda grande.

Jorge Gavilán: Son muchas más las bandas que han tocado en Obras que las que han tocado en River, por ejemplo hablando de internacional cuando haces un recuento de quienes tocaron: Bob Dylan, Kiss, Ozzy, los Ramones, Black Sabbath, Manu Chao, Iron Maiden… es interminable la lista.  Era uno de esos estadios emblemáticos en los que La Beriso no había tocado.

Ezequiel: Sí que cuando la banda estaba creciendo y había llegado el momento de tocar para 5.000 personas que era el momento de hacer Obras estaba cerrado (risas).

Conde Kung: Lo habían clausurado.

Ezequiel: Y hace poquito lo abrieron y dijimos que teníamos que ir a Obras.

Conde Kung: Igualmente el año pasado hicimos una serie de conciertos en un sitios que se llama Auditorio Sur que es para 2000 personas. Siempre nos gusta, no después de un estadio sino durante. Además de hacer estadios, hacer lugares pequeños.

Ezequiel: Hace un estadio está increíble pero tienes eso de que termina el escenario, hay seis fotógrafos, hay una valla, hay una cámara y empieza el primero que te canta el tema. Esa distancia existe. Está buenísimo el marco o lo que ve la gente porque puedes hacer un súper escenario con un millón de luces y todo. Como espectáculo está increíble pero uno como banda también le gusta tener bien cerca de la gente, sentirla, que tengas que sacar los auriculares porque te ensordecen los gritos de la gente… eso en un estadio no puede pasar porque es abierto. En cambio en Obras nos ha pasado con el grito de la gente y se metía por los micrófonos de todos los lados. El calor de la gente y tener el escenario más pequeño, estar a un golpe de vista de todos. Entonces, lo disfrutamos mucho y nos divertimos mucho.

Y también es una oportunidad para ocho bandas distintas.

Ezequiel: Es una oportunidad muy grande. Nosotros cuando empezamos la banda nos encantaba y a todo el que la escuchaba. Entonces, ¿qué estaba faltando? Que nos escuchase más gente. Era la X en la ecuación, que nos escuchase más gente y de alguna manera pedíamos a gritos que una banda nos diera la oportunidad o algún festival. Algo que nos permitiera que nos escuchase más gente y costaba mucho encontrarlo. Entonces, uno no tiene que olvidarse de lo que le costó llegar.

Jorge Gavilán: Uno sabe lo que le costó llegar.

Ezequiel: Y en el momento que uno pueda dar una mano y permitir que una banda u ocho en este caso toquen en un lugar que es emblemático para cualquier músico que ya de por si es un sueño sino que también un montón de gente lo escuche. A nosotros no nos cuesta nada.

Jorge Gavilán: A parte nosotros sabemos que la música es para compartirla, no para encerrarse y que no se acerque nadie. La música es para compartirla y lo mismo invitamos a bandas de reggae, de rock o de heavy.

Ezequiel: Sí, la mayoría son bandas amigas que hemos conocido en el camino, con las que hemos compartido escenario. La mayoría de las bandas son bandas que conocemos y que queremos muchos y que quizá están necesitando que más gente les escuche y la verdad es que están muy buenas. Se dio muy naturalmente el invitarlas a los shows que es algo que hacemos bastante seguido. De hecho cuando tocamos en River hicimos algo que a nuestro mánager no le gustó mucho porque hubo que hacer un escenario mucho más adelante y se volvió loco pero invitamos a una banda que es muy amiga nuestra y que queremos mucho que son La Perra que las parió y también invitamos a Ciclonautas como un intercambio cultural de empezar a tener ese ida y vuelta y conocer a bandas de otros países que tienen un montón de cosas para mostrar.

Sois un grupo que, como bien decís, conocéis lo que es trabajar duro por vuestra pasión e ir avanzando poco a poco. ¿En qué momento os dais cuenta de que esto comienza a despegar?

Ezequiel: En realidad fue todo tan lento (risas).

Conde Kung: Fue pasito a pasito.

Ezequiel: Sí, fue un escalón, los dos pies sobre ese escalón. Otro escalón, los dos pies sobre ese escalón. Yo creo que en el momento que empezamos a sentir que ya habíamos pasado una barrera y que teníamos mucho más por delante fue cuando tocamos en el Luna Park. Luna Park fue un show que hasta vosotros nos sorprendió porque, bueno, acá el señor (señala al Jorge Gavilán) dijo que íbamos a hacer Luna Park a lo que nosotros le contestamos que estaba completamente demente (risas).

Conde Kung: Como cuando dijo con el Único y tantos otros.

Ezequiel: Pero ese fue el primer estás completamente demente (risas).

Jorge Gavilán: Menos mal que salió bien que sino…(risas).

Ezequiel: Y un día antes se habían agotado las entradas. Y ahí dijimos que algo estaba pasando y fue un show que nos cambió bastante.

Claro, eso fue hace cuatro años o así, ¿verdad?

Ezequiel: Sí, en noviembre de 2013. Por eso lo que te decía, yo trabajo duro y paso a paso. La banda cumple 20 años y cuando nos preguntan cuando empezó a crecer fue hace 4  años. Hay 16 años de barro y cuatro de mejorado. Pero siempre con las mismas ganas y amando lo que uno hace.

Ahora mismo habéis llegado a un punto que es o crecer o quedarse en ese punto, ¿del éxito también se puede aprender igual que lo haces cuando sigues creciendo?

Ezequiel: Yo creo que sí. Si tienes humildad para entender que siempre va a haber alguien que sabe un poco más que vos, vas a tener algo que aprender no solamente en la música sino toda tu vida y hasta que cumplas 100 años. Siempre hay alguien que te puede enseñar algo, siempre hay algo que aprender. Lo importante es tener la cabeza para saber que puede pasar eso y poder recibirlo. Pero yo creo que sí que se puede.

Sois una de las bandas más escuchadas en 2016 y una de las referentes en lo que a Rock en Argentina se refiere. ¿Sois conscientes de esta realidad? ¿Esto os pone el listón más alto en referencia a nuevos retos?

Ezequiel: Somos muy agradecidos de que la gente nos escuche. Somos muy agradecidos pero nunca vamos a hacer algo por compromiso o sentirnos presionados por hacer algo o por agradar incluso al público y uno tiene. Uno como músico tiene que hacer las cosas que sientes y hacer las cosas que creíamos que era lo mejor para la banda y grabar el disco con las mejores canciones que podíamos tener, es lo que nos trajo hasta acá. Y no vamos a cambiar ahora ni por una cuestión de no arriesgarnos y tampoco arriesgarnos porque sí. Ósea vamos a seguir haciendo lo que surge y lo que creemos que es mejor para la banda y haciendo canciones que sintamos y que tenemos ganas de mostrarlas a la gente.

En 2018 cumplís 20 años como banda, ¿en qué habéis cambiado a lo largo de estos años?

Ezequiel: Kilos.

Conde Kung: Más kilos y menos cabello (risas).

Ezequiel: En ese orden.

Jorge Gavilán: En 2004 me trajeron el primer disco horrible (risas).  En esencia no han cambiado nada, las canciones las componen de la misma manera pero si hay una gran evolución a nivel profesional. Yo empecé en 2013 a trabajar en lo que eran los equipos, en salir a tocar, como salir, el staff… Lo que se creció en estos cuatro años. En 20 años, 16 de una manera y 4 se pasó a esto.

Conde Kung: Aprendimos a escuchar al que sabe.

Jorge Gavilán: Eso está bueno. Se pusieron al servicio de cosas que había que hacer para estar hoy acá. Y te das cuenta de que creces. Hay que trabajar de una manera porque sino no puedes existir.

¿Seríais capaces de quedaros con un solo momento especial de estos 20 años?

Ezequiel: No. Es imposible porque para nosotros la banda es gran parte de nuestra vida y es como elegir un solo momento en la vida de una persona.

Conde Kung: Es igual que si me dices que elija un solo tema. No lo vamos a poder hacer.

Ezequiel: Sería muy difícil. Nos han pasado tantas cosas en cada uno de los momentos. Quizá hoy viéndolo con mucho tiempo hay cosas del principio aunque no eran muy grandes en ese momento lo significaron todo. Entonces, quizá, una tocada en una playa en Argentina cuando empezamos y conocer a The Rolling Stones. Sí, obviamente, conocer a los Stones pero a la vez cuando estábamos en esa playa fue muy fuerte, llevando los equipos al hombro también se sentía que estaba haciendo algo importante. Entonces, es muy difícil elegir.

De cara a las fechas que tenéis aquí en España, ¿cómo tenéis planteados estos conciertos?

Ezequiel: La idea es darnos a conocer. Es ese volver a empezar del que habíamos hablado antes. Es tratar de mostrar en poco tiempo lo que más podemos del repertorio de la banda. Ósea hay muchísimas canciones y hay que ajustarse. Y nada salir a tocar para enamorar al público nuevo y tratar de dar todo arriba del escenario y que la gente pase un buen momento que es lo más importante. Que puedan escuchar las canciones, que le llame la atención y que vaya a su casa. Y empiece a investigar si le gustó y le diga a algún amigo que le acompañe la próxima vez que vengamos y así hacer el mismo camino que hicimos en Argentina pero esta vez acá.

¿Tenéis más planes a corto plazo de volver, además de estas fechas?

Jorge Gavilán: Sí, supuestamente sí. Cerramos una gira para finales de julio y primeros de agosto. Tenemos que terminar de cerrar pero con ella apoyaremos el lanzamiento del disco. Y también queremos ver como termina resultado esta primera experiencia porque no queda cerca de casa, entonces… (risas).

Pero si la idea es volver, en lo posible este año. Para abrirnos aquí en España y en México que son dos lugares a conquistar.

He leído que habéis considerado este disco como la máxima expresión de lo que sois como banda. Para quién no os ha escuchado nunca, ¿es el mejor para empezar a hacerlo?

Ezequiel: En realidad puedes empezar por cualquier disco porque mantenemos siempre una línea de coherencia con lo que hacemos que permite agarrar cualquier disco.

Jorge Gavilán: Cualquiera de los dos últimos (risas).

Ezequiel: Obviamente, por mucho, este es el disco mejor producido y mejor grabado de lejos. Lo que pasa es que si arrancas con este y después vuelves con el primero, te quieres morir. Eso es para cuando quieras mucho a la banda (risas) que ya no te va a molestar tanto el sonido. Pero sí es un gran disco para empezar a conocernos. 

Lo más leído esta semana

Fecha para el nuevo single de Leo Jiménez: 'La era de la individualidad'

El próximo 11 de mayo ha sido la fecha para el nuevo single de Leo Jiménez: 'La era de la individualidad'.

Cartel del festival solidario Pim Pam Punk

El próximo 21 de enero ha sido la fecha elegida para la celebración del X aniversario del festival solidario Pim Pam Punk.

[ENTREVISTA] Iñaki Llarena: “Un buen disco es un cantante y unas buenas canciones. Todo lo demás es absolutamente secundario”

Iñaki Llarena es, sin duda, uno de los productores referenciales en Navarra. En 2006 empezó a grabar y producir bandas tanto a nivel nacional en Estudios Aberin, su propio estudio...

Evaristo Páramos prepara un libro de anécdotas y recuerdos de la época de La Polla Records

La editorial Desacorde Ediciones ha anunciado que se encuentran preparando un nuevo libro de Evaristo Páramos.