Comparte

[ENTREVISTA] Cero a la Izquierda: “Todo lo que hacemos esta al servicio de las canciones”

Con ‘Campo de minas’ descubrimos la gran evolución cualitativa de Cero a la Izquierda pero sin dejar de lado la energía, contundencia y frescura que caracteriza a esta banda navarra y que da lugar a un sonido muy madurado y muy semejante a lo que nos podremos encontrar en su directo.

Con motivo de la publicación de este álbum he tenido la oportunidad de hablar con Javi, Sergio, Dani y Lucas para desmigar los detalles de este trabajo y que expectativas y planes de futuro tienen para el. ¡Qué la disfrutéis!

Se suele decir que no hay dos sin tres. ¿El tercer disco es el que mejor plasma las experiencias y en el que hacéis balance de vuestra carrera?

Sergio: Sí, sin duda. Creemos que este disco es, de alguna manera, la consolidación tanto musical, que es lo evidente y lo que todo el mundo va a oír, como todas las experiencias que le ha tocado vivir a este grupo en un período de tiempo relativamente breve. Al final, hace casi año y medio que salió ‘No ha dejado de llover’, a su vez este disco nos pusimos a grabarlo cuando justo acabamos con la gira de ‘La vela muda’. Creo que este disco es el culmen de tres o cuatro años de no parar de tocar, de un montón de experiencias, en su mayoría, muy buenas y otras que no son tan buenas.

Dani: Siempre toca vivir algo que te haga aprender.

Como decís, tan solo ha pasado un año y medio desde ‘No ha dejado de llover’, ¿el tiempo lo imponen las canciones?

Sergio: Lo impone la creatividad. La verdad es que, hasta cierto punto, si que lo imponen las canciones lo que ocurre es que cuando sacamos ‘No ha dejado de llover’ estábamos en un punto creativo muy bueno. Según salió ya empezamos a trabajar en este disco. Y, en ese sentido, fue un poco vorágine pero tampoco ha sido nada forzado o premeditado. En ningún momento se dijo que este trabajo tuviera que estar para una fecha determinada sino que ha sido toda la dinámica del grupo y de hacer temas y componer la que nos ha llevado a sacar ‘Campo de minas’ en un intervalo de tiempo relativamente breve.

Si que comentaba Javi antes, y tiene mucha razón, que cuando pillas una dinámica de que ya has hecho cuatro o cinco temas que te convencen, empiezas a tener un primer “boceto” de hacia donde puede ir el disco, te engorilas y, a partir de ahí, todo va fluyendo. En este caso, la verdad es que ha sido así. Pero,  partiendo de ahí, quién sabe cuando vendrá el siguiente. Lo que está claro es que lo dictará la creatividad del grupo o las cosas que nos pasen.

¿Cómo hace Cero a la Izquierda para evitar que las minas exploten?

Javi: Con cariño.

Dani: Siempre decimos que alguna explota porque es algo inevitable pero intentamos anticiparnos y ver todas aquellas que podamos para evitarlas.

Javi: A veces explotan minas.

Sergio: Sí que es verdad que, a veces, para evitar que las minas exploten no hay como estar rodeado de tan buena gente como la que nos acompaña y como la que, este grupo, tiene suerte de tener cerca tanto a nivel familiar, como a nivel de amistades o como a nivel más de lo estrictamente musical. De gente que es excepcional, que se preocupa por ti y que te quiere bien.

Dani: También desde el primer disco coincidimos con Iñaki Llarena que es una de esas personas que nos ha hecho ver las cosas claras.

Cero a la Izquierda no se puede entender sin Iñaki y sin Leire

Sergio: Eso es.

Lucas: Es un factor común que, aparte de dar homogeneidad musical a los discos, nos ha dado un crecimiento personal. Solemos decir que es nuestro hermano mayor porque, en el fondo cuando nosotros le conocimos, yo tenía 16 años. Conocimos a Iñaki prácticamente de “rebote” y, a partir de ahí, todo lo que nos ha traído ha sido enseñanzas, experiencias y sabiduría.

Javi: Nos ha dado muchas cosas, eso es verdad. A parte de que su nivel musical y de producción es incuestionable.

Sergio:  Pero casi te diría que, en el punto en el que estamos, es lo de menos. Lo importante es que hay un respeto mutuo, una admiración y una amistad que ha creado un vínculo muy fuerte. Además, disco a disco se refuerza aunque tienes un montón de momentos duros por las circunstancias personales que pueda tener cada uno. Pero, en ese sentido, somos una piña total.

¿De quién fue la idea de ir a los estudios Giant Wafer de Gales?

Lucas: De Iñaki.

Javi: Lo que pasa es que yo creo que sabía que le íbamos a decir que sí. A nosotros no es que nos dé igual donde grabar, pero si que sabemos que lo que elija Iñaki va a ser una buena elección. Y él nos explicó los motivos por los que quería ir y  fue todo hacía delante.

Sergio: Él, además, tenía también una idea de hacia donde quería tirar con la producción del disco. Siempre, cuando ve las canciones digamos que en su cabeza, que es digna de analizar, tiene una idea de que estudio le puede ir bien a ese disco. E Iñaki sugirió Giant Wafer porque contrastaba totalmente con la grabación en Londres que había sido en el centro, en un día, a todo correr… Y este era un estudio en medio del campo, estábamos nosotros solos, tranquilamente… Es un estudio que era residencial por lo que estábamos viviendo allá. Y, en ese sentido, sí que han sido dos grabaciones un poco antitéticas la una con la otra. Pero fue idea suya.

¿Creéis que es necesario salir a grabar al extranjero para obtener el sonido que buscáis?

Javi: No.

Lucas: Además, es unánime. No por el hecho de salir a un estudio al extranjero vas a sonar a haber sido grabado fuera. Lo que buscas es una experiencia que te aporte a la hora de grabar tu trabajo pero el sonido, ya sea como productor o como músico, cambia en base a lo que tu conoces y aprendes. Realmente está muy bien salir fuera y te aporta algo pero no es algo que defina tu sonido. Eso es algo que mucha gente cree y es algo erróneo.

Javi: Además, hay una cosa que es impepinable. Y es el hecho de que, muy por encima del sonido, están las canciones. Si son buenas va a dar igual como estén grabadas. La preocupación por el sonido no es tan importante. Lo que tiene que tener un grupo son buenas canciones y lo demás ya viene después.

¿Qué os ha aportado Elijah Ford de cara a este trabajo?

Dani: Elijah nos ha aportado ese toque más americano sobre todo en esos dos temas que estuvo trabajando con nosotros que fueron ‘Vale la pena’ y ‘Va a temblar la tierra’. Nosotros llevábamos una idea previa de los temas pero estuvimos una tarde con él y le dimos una vuelta de tuerca a ambas canciones. Sí que nos ha aportado, en general, en todo el disco un toque más americano, un poco más sureño.

Lucas: Para que te hagas una idea, nosotros cuando estamos componiendo las canciones no tienen título hasta el final y esas canciones se llamaban ‘Elijah 1’ y ‘Elijah 2’. Y fue tal cual porque prácticamente las hicimos con él y, luego, si que las adecuabas más a tu rollo para que la gente no dijera que qué era eso pero si que su aportación fue brutal. Además, tiene un conocimiento a nivel de estructuras de las canciones… que, también, viene de donde viene porque es el hijo de Marc Ford de The Black Crowes y ha vivido el rock and roll desde muy crío. Tiene esa especie de capacidad natural para estructurar tus canciones de manera que funcionen.

Sergio: Viene de una familia que es alucinante porque el padre es un artistazo pero tendrías que ver como canta la madre. De hecho, creo que ahora hacen giras en familia y van los tres. Era alucinante, el tío llegó al estudio y, aparte de que es muy majo, le enseñamos las canciones. A ti te explota un poco el cerebro porque él enseguida ve un montón de cosas que a ti te cuesta verlas. Él sabe, enseguida, cuál es el elemento de la canción que hay que destacar, ve lo que funciona y lo que no. Esa tarde que estuvimos con él aprendimos un montón.

Javi: Fue una tarde pero contundente.

¿En qué aspectos buscabais crecer en este trabajo?

Dani: En todos.

Lucas: La idea era y es llegar a más gente como cualquier banda que se precie. Pero, de alguna manera, explorar un poco nuestros límites musicales. Intentar experimentar un poco, buscar otras influencias que ya las tenemos porque son bandas que nos gustan pero que no habían tenido cabida en Cero a la Izquierda hasta el momento. Y abrir un poco ese abanico, esa paleta de colores que te permita trabajar dos lenguajes. De esa manera, la lógica dice que llegará a más gente. Eso está todavía por escribir y nos falta ver cuando empecemos a tocar qué tal va la respuesta. Pero yo pienso que, a nivel interno, nosotros cogemos ‘Campo de minas’ con una satisfacción muy grande más allá de lo que ha significado la experiencia para nosotros. Este disco nos representa y representa el años y medio que hemos estado trabajándolo. Es un poco la inquietud que tienen muchos grupos que su disco sea un carnet de identidad de lo que ha sido una época y, yo pienso, que eso lo hemos conseguido. Luego será el público quién decida.

Dani: Lo que queríamos era también desarrollarnos como músicos y Javi como letrista y yo creo que es algo que hemos conseguido a lo largo de este año y medio. Hasta la fecha es la muestra de nuestro desarrollo.

Sergio: También es cierto que con todas esas influencias nuevas, que comentaba Lucas, que han ido apareciendo a lo largo de ese año y medio, nos hemos sentido muy cómodos a la hora de hacer las canciones. Decíamos: “No, es que esta canción es un blues y vamos a meter coros femeninos o cualquier otra cosa que no hubiéramos pensado en hacer” pero luego nosotros nos hemos encontrado muy a gusto experimentando con todas esas cosas. Sin embargo, ahí puedes tener un peligro de que si experimentas demasiado te quede un disco muy variopinto pero yo creo que nosotros, en ese sentido, hemos conseguido hacer un disco que dentro de que tenga alguna variedad en cuanto a las canciones y que, a la vez, sea compacto y tenga una unión que le dé sentido. Quisiera creerlo, vaya.

Sí que se ve en varias canciones como ‘Vale la pena’ o ‘Crupier Fortuna’,  que se hace declaración de intenciones sobre la humildad y sobre lo que sois como grupo. ¿Es algo que necesitáis demostrar?

Javi: Cuando escribes una letra, en mi caso e imagino que en el de la mayoría de la gente, no lo haces cuando estas contento. En esos momentos estas con tus amigos, con tu novia, estas en la calle o disfrutando del hecho de que estas contento. Cuando escribes una canción es porque tienes la cabeza puesta en otras cosas. Desde el principio, he querido hacer las letras de este disco un poco más directas pero sin decir con ello que fueran a ser sencillas. A mí me gusta trabajar y pensar las letras. En el primer o segundo disco no lo habría dicho así pero en este sí que he dicho las cosas de manera más directa y sí que pienso que nos están pasando cosas que nos hacen estar súper  agradecidos. Y, en cierto modo, si que hay veces que pienso sobre qué es lo que hace que todo esto nos este pasando.

El trabajo duro también influye. Como decís en ‘Crupier Fortuna’: “La suerte es un Crupier con depresión”.

Lucas: Esa frase habla sobre el hecho de que no piensas regalar ningún favor. También decimos la frase “Crisis de mecenas, día pasado no vuelve” que viene un poco a decir que hay mucha gente que parece que está esperando que alguien vaya a hacer las cosas por ti y que todos los días que pases esperando a que vengan a hacer algo por ti, son días perdidos.

Javi: Todo se resume en trabajo.

Realmente cuando dices que las canciones nacen de los momentos tristes, de donde duele también está reflejado en  la frase “Yo sufro al escribir” de ‘Vale la pena’

Javi: Cuando escribes una canción, estas escribiendo sobre algo que para ti es importante. Y cuando esto sucede, sufres al escribir. A esas cosas, le das salida como puedes y así es mi forma de darle salida. Me gusta escribir pero no me considero ningún gran escritor. Es algo que me gusta y lo disfruta y, además, tengo la suerte de que tengo unos amigos que me permiten que me dedique a hacer una cosa que me gusta. Las canciones nacen del sufrimiento, bajo mi humilde punto de vista. Sería muchísimo más difícil para mi tener que escribir una canción desde la alegría o la exaltación. Me sale mucho más natural escribir de cosas que me cuestan, a las que le doy vueltas, que de mí no me gustan.

Decís que “Otros creen que algo en mi vale la pena” ¿vosotros no lo sentís así? 

Javi: Esa letra habla un poco de que, a veces, hay momentos en los que es difícil creer en un mismo. Siempre crees en ti o quieres creer pero hay momentos que son complicados y que, realmente, no lo entiendes. Es que es una pasada venir a Madrid y hacer no se cuántas entrevistas… que nosotros somos cuatro tíos que hace no tanto estábamos en Pamplona, somos muy amigos y esto lo veías en otras bandas. Esto es lo que soñabas con que un día te podía pasar pero no deja de ser increíble que haya gente que se emocione con tus canciones. Realmente flipas cuando vienen a tus conciertos y, luego, la sensación de lo que significa tu música para ellos. Y luego tú te ves y ves que eres una persona supernormal. Y yo no sé que es realmente lo que ven. Era en ese sentido.

También luego decís en ‘Huellas’ la frase “Sobre la fe de los demás construyo un templo para recordar”.

Javi: No es lo mismo. La fe de los demás es que cuando tú estas caminando hacia un sitio no basta con que tu quieras ir hacia allá sino que, muchas veces, necesitas tener gente a tu lado que crea en ti, que te apoye en tus días más bajos. Se agradece un montón la palabra de un amigo, de tu novia, de una persona que sabes que eres importante para ella y que te diga: “Yo creo en ti, aunque esto ahora sea una mierda. Yo sé que puedes”. Porque con la fe de toda la gente tu construyes tu propio templo que, en este caso, es una metáfora de las canciones. Porque las canciones son lo que se recuerda, nosotros estamos hoy aquí pero, dentro de 70 años, ojalá sigamos vivos o dentro de 150 años seremos abono para mi huerto (risas). Y, sin embargo, las canciones van a estar para siempre. El poder de las canciones es ese.

Lucas: Ayer leí le entrevista que ha hecho Berri Txarrak en diario noticias de Pamplona por el doblete agotando dos días. Y el titular era: “Las canciones son las protagonistas, nosotros solo somos los transmisores”. Me parece que es una idea que compartimos y, al final, todo lo que hacemos esta al servicio de las canciones. Es una cosa de la que nos hemos dado cuenta con Elijah y con Iñaki. Ellos no piensan tanto en aspectos técnicos y cosas así, sino que van al servicio de la canción porque realmente es lo importante. A la gente “se la suda” que la canción tenga un sonido u otro si no les transmite algo.

Javi: Y tu como músico estás al servicio de tu canción. Porque, a mí, me puede gustar escribir pero si hago una letra de 17 páginas, aunque pueda ser muy bonito lo que cuento, no va a ninguna parte. A veces, diciendo menos palabras transmites más y con un arreglo de guitarra dices más que con un solo súper técnico.

Sergio: Cuando las canciones salen, de alguna manera y retomando la idea que decía Lucas de Berri Txarrak, llega un momento en el que ya no son tuyas sino que son de la gente que escucha. Cualquiera puede pensar en las canciones que más le gusten. Es una cosa pública en el sentido de que una vez tu lo transmites es algo que ya está y tu eres un mero transmisor de esa canción pero es de la gente que la hace suya. En este disco esa idea subyace a la temática que hay detrás.

La palabra futuro es algo que se repite en varias ocasiones dentro de las letras de este trabajo, ¿por qué tantas referencias hacia lo que está por venir?   

Javi: Porque el futuro es lo incierto. El pasado es lo que ya ha sido y el presente es lo que está siendo. El futuro es algo que está ahí del que, a veces, tienes pocas noticias para saber hacia adonde va a caminar. Es un punto de vista optimista sobre lo que tienes ganas de que llegue ya u otras veces estas un poco acojonado. Aunque vivas el día a día pensar en uno o dos años vista tiene su punto de decir ojalá estemos todos bien, ojalá no pase nada… El futuro siempre es una cosa que yo creo que a todo el mundo le barrunta en la cabeza.

En “Solo un espejo” más que mirar vuestro reflejo podría decirse que en ella miráis más a vuestro alrededor, ¿es así?

Javi: Sí. Esa canción que habla del odio visceral que es una cosa que tu no controlas aunque sabes que es irracional.  Igual ni siquiera no merece la pena gastar tu saliva hablando y pensando en esa gente pero es algo que está ahí. El reflejo es el reflejo de lo que los demás ven.

Sergio: Además, yo creo que está guay porque, digamos que ese odio visceral del que habla Javi, en la letra está contado de una forma un poco genérica. Es un odio visceral pero que no es hacia algo o hacia alguien en concreto. En el caso de Javi estaría pensando en algo concreto pero es algo que es un sentimiento universal y que cada uno lo puede proyectar hacia donde le dé la gana.

Dani: Es igual que lo que decía Sergio que la gente puede hacer la canción suya al igual que la letra.

La música y, sobre todo, el rock en castellano, ¿puede considerarse como un vehículo para transmitir una opinión?

Lucas: Sí.

Daniel: Precisamente esta hecho para eso, para que cada uno interprete las letras a sus vivencias y a sus experiencia.

Lucas: Aparte, el rock se supone que tiene que tener una actitud o un sentimiento fuerte detrás. Ya sea positivo o negativo. Ya sea tristeza u odio como hablábamos antes. Teniendo ese barniz que le da el rock, de caña y demás,  tienes que tener un buen mensaje que transmitir. Y ese mensaje, muchas veces, se fundamenta en la opinión sobre cualquier tema. Puedes hacer un rock combativo como el que hacia Barricada o puedes hacer un rock que lejos de ser explicito si que tenga ese componente de no me gusta lo que está pasando, voy a hacer una canción para desahogarme.

Javi: El rock siempre es transgresivo con respecto cosas porque, ¿qué hay más transgresivo que tener un grupo de rock en 2016? Y más en chavales jóvenes. Tus canciones, tus vivencias, tus cosas siempre tienen que buscar ir un paso más allá. Y cuestionar cosas sin ser necesariamente sociales o políticas. Las canciones cuestionan cosas y te tienen que hacer pensar en tu vida, en lo que estas viviendo… Una canción que te haga pensar ya está rompiendo cosas.

En ‘Telón de acero’ encontramos la frase “Peligroso… como decir la verdad”. ¿Hasta que punto eso es cierto?

Javi: Decir la verdad es muy peligroso a veces y lo sabemos bien. Y tú que te dedicas a esto de la música lo sabes muy bien. Sabes la cantidad de dobles caras y de dobles morales que hay en la música, eso es así y no pasa nada. Como somos un grupo incipiente lo puedo decir. Decir la verdad es muy peligroso.

Óscar tiene una frase que es que nadie está preparado para una mala crítica y eso es verdad. Creo que decir la verdad es lo que todo el mundo quiere siempre. Todo el mundo se pone la medalla de la sinceridad pero decirla, depende de en que contextos, es muy peligroso porque no estamos preparados para escuchar determinadas cosas.

Musicalmente si que veo mucha evolución en este disco, ¿invertís mucho tiempo en vuestra preparación como músicos? Porque las guitarras de Sergio en ‘Hasta que duela’…

Sergio: Para este disco sí que ha habido una preparación técnica que ha sido muy intensa por parte de todos. Pero, quizá, a la par también ha habido una labor de escuchar mucha música y, además, hacerlo de una manera un poco lectiva.

Lucas: Y con la mente abierta.

Sergio: Realmente había un montón de influencias de grupos que conoces y has escuchado pero igual nunca lo has escuchado con la atención que merecen. Y en este disco si que ha habido esa labor pero luego, por otro lado,  si que el curro técnico ha sido muy intenso. Por eso hemos podido grabar el disco en tres días, sino habría sido imposible.

Daniel: Sí, hay varias vertientes que confluyen en la evolución. Ha sido escuchar mucha música, cada uno individualmente intentar trabajar todo lo posible y, luego, en conjunto a la hora de componer darles mil vueltas a las canciones y aportar eso que hemos aprendido de manera individual en ese conjunto.

Sergio: Mira, ya que mencionabas la de ‘Hasta que duela’ quizá algo que nos ha servido un montón a todos es el haber ido a tocar con Ciclonautas. Ciclonautas, a parte de que sea un grupo que nos guste mucho o lo que sea, son tres musicazos como la copa de un pino. A mí es que Mariano me parece un guitarrista estratosférico. Me parece que, por muchas clases de guitarra que des, no vas a tocar como él, es su manera tocar y necesitas estar en su cabeza.  Yo creo que ver a un grupo que son tan sobrados a la hora de tocar pues ha sido un aprendizaje brutal.

“No te van a perseguir”, ¿es la radiografía de lo que sois en la actualidad?

Sergio: Sí. Yo me identifico sobre todo con la frase de ‘Nadie va a venir aquí a pelearse por ti’. Creo que es una radiografía de lo que hemos sido y de lo que somos. Y, más allá de que refleje lo que este grupo es, creo que refleja una realidad que es que hoy en día si quieres hacer cosas tienes que hacerlas y trabajarlas tú. Luego, evidentemente todo el mundo sabe que tenemos la suerte de tener un sello que ha hecho un trabajo brutal con nosotros. Pero la realidad es que eso ha llegado porque previamente ha habido una labor de autogestión y de trabajar que ha sido nuestro aval de cara al sello y que la sigue habiendo.

Lucas: Eso es. Aún con El Dromedario sigue habiendo un trabajo extra musical por nuestra parte que va a seguir ahí porque yo creo que somos muy maniáticos pero que a todos nos aporta. Al final, nosotros aprendemos y adquirimos experiencia y ellos pueden aprovecharse de nuestra juventud porque, al final, estamos más cerca del mundo online y de las redes sociales. Yo pienso que hay ganamos todos y por nuestra parte es una simbiosis que, por el momento, ha funcionado a la perfección.

Como dais a entender en vuestras letras nadie os dará nada pero si pudieseis, ¿a quién le devolveríais el favor?

Todos: A Iñaki Llarena y a Leire.

Sergio: La verdad es que lo que han hecho con nosotros Iñaki y Leire no se lo vamos a poder pagar nunca aunque llegásemos a lo más alto y pudiéramos pagarles una millonada por la grabación. Pero es que nosotros somos lo que somos por ellos y la filosofía de este grupo viene de ahí. No solo por lo que hemos aprendido de ellos sino lo más importante, para mí, viene de su ejemplo. Muchas veces hay gente que es muy dada a dar lecciones pero luego no es tan dada a ser consecuente con lo que dice. Y en este caso, nosotros hemos tenido, con Iñaki y Leire, el ejemplo vivo de que si quieres algo tienes que trabajar a muerte e ir a por ello. Hacerlo tú, aprender y sacarte las castañas del fuego.

La música conlleva muchos sacrificios, ¿con qué armas hacéis frente cuando llega un día malo?

Javi: Con tu gente, con tus amigos que en este caso son los mismos que tocan contigo. Con los que te acompañan en tus éxitos y en tus fracasos que, generalmente, suelen ser los verdaderos amigos.

Lucas:  Que no acostumbra a ser lo mismo la una y la otra.

Dani: También la familia, aunque se nombre poco.

Lucas: Si decíamos que era un poco de inconscientes tener un grupo de rock en 2016, ser familiar de un miembro de un grupo de rock es aún peor.

Sergio: Hemos tenido suerte y tenemos un entorno que nos quiere mucho y muy bien.

¿Los años son la mejor forma de aprender que  el que la sigue la consigue?

Javi: Sí. Yo creo que no sé si los años pero estos te enseñan que cuando tú haces una cosa con convencimiento, puede salir bien o mal, no hay arrepentimiento.

Creo que eso, que los años te demuestran que cuando una cosa se hace con convencimiento el resultado no influye en la satisfacción. Puede influir en la satisfacción inmediata pero cuando tu has hecho una cosa…

Pasase lo que le pasase a Cero a la Izquierda, que no le va a pasar nada, aunque ahora se fuera todo a la mierda habría merecido la pena. Porque hemos conocido a gente maravillosa, porque somos amigos y porque hemos hecho tres discos. Vamos a hacer más pero que son cosas que están hechas con el corazón y contra eso no puede nadie.

Dani: La manera de ser también ha influido, la personalidad de cada uno. Porque yo, en mi caso concreto, veía a gente de mi edad que salía de fiesta y se lo pasaba bien desfasando pero tú saliendo a tocar con tus amigos realmente ves también la disciplina y valoras las cosas.

Sergio: En algunos momentos, también es difícil. Igual que Dani, yo también he sentido eso muchas veces. Cuando estas creciendo en el instituto, en la universidad y ves que, muchas veces, no terminas de encajar con ciertos convencionalismos sociales. La música, para nosotros, es una vía de escape de eso, muy clara. Pero, encima, cuando vas haciendo y consiguiendo cosas se recompensan todos esos malos ratos.

Dani: Es lo que decía Javi, esa satisfacción personal.

Javi: Tú no tienes que hacer las cosas para darle una hostia en la cara a nadie pero si que, es verdad, que cuando vas viendo que salen algunas cosas o que tu trabajo va hablando por ti si que tienes la satisfacción y el orgullo personal capaz para decir: “Que os follen a todos”.

¿Se sabe algo de la gira?

Sergio: Está confirmado el Viñarock y de cara a finales de enero de 2017 empezará la gira de este disco para la cuál hay un montón de fechas confirmadas muy guays. Con esta gira va a haber un salto.

Lucas: Habrá paradas en las principales ciudades del estado, que es una frase muy manida pero es verdad. Y daremos mucho el coñazo, tocaremos dónde podamos y con las mismas ganas.

Dani: Vamos a mantener la filosofía de tocar todo lo que podamos.

Lucas: Pero cuidando los sitios. No tocando en cualquier lado sino creando una experiencia que aporte para la gente que va a pagar por estar ahí.

Sergio: También por diferenciar del disco anterior. Si te estas intentando diferenciar y superar, eso va desde las canciones, que el libreto sea mejor… Si le has dedicado tanto a tu música y hay gente dispuesta a comprar tus discos y a pagar una entrada por ir a verte que menos que te puedan ver en unas condiciones dignas. Evidentemente hay muchas veces estas limitado  por las circunstancias o por factores que no dependen de ti pero digamos que, manteniendo la filosofía de tocar todo lo que se pueda, vamos a intentar ser un poco más “exquisitos” con ese tema de la gira.

De cara al directo,  ¿cómo habéis planteado los temas como ‘Va a temblar la tierra’ (banjo) o ‘No te van a perseguir’ (sitar)?

Sergio: Al final, los dos únicos arreglos que hay que no son de guitarra son solo el banjo en ‘Va a temblar la tierra’ y el sitar en ‘No te van a perseguir’. Entonces, imagino que intentaré emularlo con algún efecto de guitarra porque no podemos llevarlo. Hay una opción que es que Javi aprenda a tocar el banjo  y el sitar (risas). Como son detalles puntuales también nos cuidamos a la hora de grabar, que si aportábamos algo extra que no fuera algo que ocupase todo el tema.

Javi: Tiene que ser salpimentar el tema. El condimento tiene que ser Cero a la Izquierda.

Si ‘La vela muda’ es fuego, ‘ No ha dejado de llover’ es agua y ‘Campo de minas’ es tierra. ¿Podemos intuir que vuestro siguiente trabajo será aire?

Javi: Tiene pinta de que va a tener algo que ver pero todavía no lo sé.

Sergio: Seguro pero, realmente, todavía no hemos empezado a pensar. Así como con el anterior disco ya estaríamos pensando en este, con ‘Campo de minas’ nos hemos quedado muy a gusto con el disco y disfrutarlo.

 

Javi: Cuando llegue el momento se verá. 

Lo más leído esta semana

Fecha para el nuevo single de Leo Jiménez: 'La era de la individualidad'

El próximo 11 de mayo ha sido la fecha para el nuevo single de Leo Jiménez: 'La era de la individualidad'.

Cartel del festival solidario Pim Pam Punk

El próximo 21 de enero ha sido la fecha elegida para la celebración del X aniversario del festival solidario Pim Pam Punk.

[ENTREVISTA] Iñaki Llarena: “Un buen disco es un cantante y unas buenas canciones. Todo lo demás es absolutamente secundario”

Iñaki Llarena es, sin duda, uno de los productores referenciales en Navarra. En 2006 empezó a grabar y producir bandas tanto a nivel nacional en Estudios Aberin, su propio estudio...

Evaristo Páramos prepara un libro de anécdotas y recuerdos de la época de La Polla Records

La editorial Desacorde Ediciones ha anunciado que se encuentran preparando un nuevo libro de Evaristo Páramos.