Comparte

[ENTREVISTA] El Desván: "Déjame llorar y reír cuando me apetezca"

Tras pasar tres años desde su debut y con varios cambios en la formación, los navarros El Desván presentan su segundo álbum, ‘La taberna del infierno’, que viene cargado con 10 temas de rock contundente y estribillos pegadizos.
Gabri Gainza (voz y guitarra), JuanRa Alduán (batería), Daniel Calazans (guitarra) y Daniel Cifuentes (bajo) me abren las puertas de esta taberna para que descubra los secretos que se encuentran en su interior.
 
¿Cómo y cuándo surge El Desván?

Gabri: El desván surge en marzo de… bueno es diferente… ¿sabes por qué la pregunta es complicada? Porque yo le llamo El Desván desde los inicios. Para mí llegar hasta aquí era un objetivo desde el primero de los días. Entonces era en marzo de 2012. Pero esto es un dúo o una formación que sale para hacer una formación o canciones arrastradas de otra banda. Entonces comenzamos a componer poco a poco nuestras canciones, se forma una banda, después se le cambia el nombre a El Desván pero continúa un poco el mismo proyecto. Después hay integrantes nuevos pero para mi forma parte del mismo proceso desde el primer día. Un proyecto en el que se lleva trabajando con unos y con otros cinco años. Surge de que yo me meto a tocar y a colaborar cantando alguna canción y así con una formación diferente que se rompe enseguida, nada más entrar yo. La destruyo rápido (risas) y me quedo con el guitarrista con quién monto el dúo de El Desván de Peter. Y de ahí poco a poco hasta sufrir transformaciones de todo: de estilo, de número de componentes y de componentes mismos también…etc. 

Aquí aguanto yo desde el inicio y Juanra casi casi también. Porque no hay forma de echarlo (risas).

Juanra: Desde el primer disco que grabamos como El Desván. La verdad es que nos quedamos Gabri y yo cuando grabamos el primer disco, se quedó la cosa ahí. Se fue el guitarrista y nos quedamos los tres. Y hubo ahí un punto de inflexión de si seguíamos. Gabri tenía también un tema personal con un negocio, yo también insistí un poco diciendo que si tenía alguna canción, que si le apetecía seguir y tirar hacia delante. Y, al final, decidimos seguir hacia delante. Luego tuvimos algún cambio de formación. Miramos un guitarrista que no cuajó, después entró Dani y con él fue todo más rápido. Empezamos a hacer canciones nuevas y, en ese momento, el bajista por temas personales y de trabajo tuvo que abandonar la banda. Y fue otra cosa más. Iban surgiendo problemas y cosas diferentes pero bueno hemos ido superando todos los escollos y, al final, fichamos ya al último componente, a Dani. Entonces en ese momento tenemos algunas canciones bastante bien hechas y el disco un poco más pulido. Él vino por un amigo que nos lo recomendó y, la verdad, que entró muy bien y se adaptó enseguida al grupo. Ya entramos a grabar en los estudios R5.

¿Qué es lo que os hizo que siguierais adelante en ese momento de impass?

Juanra: Pues yo creo que fue porque aún teníamos cosas que decir. Gabri seguía teniendo ahí inquietudes, es el que hace las canciones y tal. Y, bueno, yo creo que fue eso que a Gabri le pilló en ese momento que ya lo tuvo claro y hablo con gente que conocía porque luego estuvo en otro sitio trabajando. No sabía muy bien cuál era su sitio y decidió ya dar el paso. Creo que fue ese el punto.

Gabri: Es que yo tampoco lo tengo muy claro. Hubo un momento incluso de abandono, de echar la toalla por mi parte. No en plan malas sino de decir que parecía que todo eran trabas. Cuando parecía que todo estaba bien se va el guitarrista porque quería probar otra cosa. Luego de repente es el bajista y dices: “Joe, pero si estábamos en marcha y ahora hay que volver a arrancar”. Encima no por motivos como una pelea sino porque iba a probar otra cosa. Se rompía el proyecto y al final era frustrante. Yo creo que si en esos momentos llego a decir que no puedo y tengo el apoyo de Juanra en esa decisión se hubiera terminado. Pero este también es un poco cabezón e insistía por lo que decidimos hacer este disco.

¿Qué hay en La Taberna del Infierno?

Gabri: Hay un poco de todo. Hay canciones de amistad, de desamor, de peleas y conciertos en un bar, canciones del maltrato a la mujer, otras criticando a los usurpadores y a los tramposos… Yo creo que hay actualidad porque, al fin y al cabo, ya sea malo o bueno son temas de actualidad. Prácticamente todos. Hay un poco de todo, un mejunje que, al fin y al cabo en las tabernas también es donde se junta todo el mundo y da igual de que índole, de que pensamiento seas, de que gustos, de que todo porque es un sitio donde confluyen gente de todo tipo y, además, con un solo fin que es de pasarlo bien y estar. Entonces, sí, un poco variado.

Juanra: La taberna además tiene que ser del infierno porque sino no vale. No puede ser la taberna de un chino (risas). Es un tugurio, un garito donde se mueve, donde hay conciertos. Al final en un concierto te puedes encontrar a gente de todo tipo, un cúmulo de gente. Este disco, ‘La taberna del infierno’ es un poco también este batiburrillo de ideas, de gente… en definitiva donde acaba la gente de concierto para ver a un grupo.

Dani: Bueno, también es donde compartes vivencias ¿no? Ósea compartes con la demás gente que te rodea eso, el día a día, la actualidad, todo lo que te va pasando…

Gabri: Yo lo veo como un lugar donde no importa de donde seas, ni de quién seas, ni nada. Sino que tiene cabida todo. Es lo que decimos siempre: en la biblioteca hay estudiantes, en los hospitales hay médicos, enfermos y enfermeras… pero en una taberna puede haber de todo. Desde un político que puede ser del PP o de Bildu hasta un barrendero… hay de todo. Y en principio además lo más importante no es que pueda haber de todo sino que no importa, nadie pregunta, tiene cabida todo el mundo.

Juanra: En esta taberna también, en concreto, era donde tu estuviste ahí decidiendo un poco el camino.

Gabri: También. El futuro. Me he dedicado a los bares. He tenido un bar y he trabajado en otro y así. Bueno también yo creo que la cabeza rueda en función a lo que vives al final. Yo creo que todas las canciones sobre todo en cuanto a letra todas hablan de algo que conozco personalmente o están muy influenciado. Pero al final cuentas lo que ves.

‘Mi madriguera’ fue el primer adelanto que mostrasteis de este trabajo, que habla un poco sobre este momento de duda. ¿Era necesario mostrar ese puñetazo encima de la mesa para decir que estamos aquí y que vamos a continuar?

Gabri: No. Yo creo que no era necesario pero salió. No era necesario para nada pero quedó un tema que nos gustaba mucho y entonces había que sacarlo. Sí que fue el momento.

Pero digo más en el sentido de que fuera lo primero que mostrarais

Gabri: No, yo creo que al final el motivo de enseñarlo fue más que todo musical, es decir, un estribillo pegadizo para llamar atención. Y resumía bastante lo que te vas a encontrar, musicalmente hablando, dentro, de que estilo de canción…

Juanra: Fue la primera que compusimos también. Fue el pistoletazo de salida.

Gabri: Fue más el objetivo de captación de gente y que les llamase la atención porque si que ha habido un cambio musical de un disco a otro. Este es un poco más rockero. Entonces había que enseñar ni lo más rockero del disco ni tampoco lo más moña.

Juanra: Además esa ha sido la única canción que teníamos todo clarísimo que tenía que ser la primera. Sí por la forma de empezar la canción, por ese riff pero de todas las combinaciones de con que canción empezar que habrán sido como unos 250. Esa era siempre la primera en todas las combinaciones. No sé sabe porqué. Porque fue la primera, porque tiene esa forma de empezar que es como suave pero luego va agarrando un poco más.

Gabri: Y luego también emocionalmente. Si la canción habla de ese momento en el que decides tirar todo y apostar todo a la banda y empezamos otra vez. También es una forma bonita de presentar y decir, lo que decías tú, que estamos aquí.

Juanra: El mensaje habla un poco de eso, de una mujer que se mete por medio a putear.

Ha habido cambios en la formación, ¿cómo han entrado estos dos miembros a la banda?

Dani: Llevo dos años aquí. Vine de Brasil a finales de 2015. A los tres meses de estar aquí, fui a tocar en el Garaje, un bar en el que Gabri trabajaba, y al final del concierto se acercó Gabri a preguntarme si quería tocar en un grupo. Ese grupo era de versiones y a mi me daba igual estar en ese grupo o no. Yo quería alguna cosa más profesional, más en serio y Gabri me dijo que tenía un grupo que ya tenía un disco publicado. Me dejo un disco, ya conocía más o menos las canciones y a mi me encanta el rock de toda la vida. En Brasil escuchaba muchos grupos de rock y a mi me caía bien el grupo. Empecé a escuchar las canciones y entré rápido.

Gabri: Yo llamé a Juanra y le dije que teníamos guitarrista porque es un figura y el mayor problema era que dijera que sí o que no. Y como dijo que si, no hubo que buscar más.

Juanra: Y, de momento, no nos hemos arrepentido. Todo puede pasar (risas).

Gabri: Y Dani también porque luego estábamos los tres sin bajista. Y como era momento de componer canciones y eso tampoco él era, en ese momento, imprescindible y corriendo. Y andábamos la búsqueda y, en eso estábamos, cuando un amigo, que es el profesor de él de bajo, nos dijo que tenía una persona que era perfecta para la banda pero que estaba fuera y tardaría un mes en volver. Y nos lo planteamos pero viniendo la recomendación de quién venía decidimos esperar.

Dani: Pero ya cuando me habéis escuchado se han quitado las dudas ¿no?

Gabri: Si, si. Ahora en serio y, aunque estemos de broma, la verdad es que es importante hacer grupo dentro y fuera de la banda y hemos hecho.

Decís que ‘La taberna del infierno’ es más rockero, ¿qué evolución destacáis vosotros de ‘Al Descubierto’ hasta ahora?

Gabri: Yo creo que, como decía antes, todo ha sido un proceso. Empezamos con un dúo. Que yo sin renegar de aquel dúo, yo tocaba canciones que incluso no recuerdo que me gustase ni una. Lo que me gustaba era tocar y, hasta las canciones feas, cuando las estas tocando las disfrutas también. Entonces, yo no recuerdo estar a gusto a nivel sino a gusto de escenario de hacer conciertos, de ensayar… me gustaba eso. Pero sabía, y el otro componente también, que esas canciones eran porque teníamos hambre de ponernos a tocar, las arrastrábamos de otra banda diferente pero que íbamos a evolucionar seguro como banda. Él era con otro estilo pero más cañero de afición. Yo era mucho más rockero. Y sabíamos que eso iba a evolucionar de una forma u otra. Entonces yo creo que ‘Al Descubierto’ ya se acerca un poco a lo que íbamos buscando pero todavía después de oírlo, de tocarlo, de hacer una gira con ese disco… todavía queríamos un punto más no de agresividad porque tampoco esto es ACDC pero si un punto más que faltaba. Entonces yo creo que ese punto le hemos buscado no una vez hechas las canciones sino desde el inicio. Ósea ese punto se ha tenido claro desde la composición de la música, de la letra y de todo. Se ha tenido claro. Y a los que han entrado nuevos se les ha dicho que la idea, si estaban de acuerdo, era ir a un poco más. Conocían el disco, conocían las canciones… Los dos estaban contentos de decir que les molaba, porque este me gusta pero un puntito más cañero, más movido, más contundente, más tal…mejor.

Y coincidíamos todos. Yo creo que se ha ido trabajando desde que no existía nada hasta el final con ese objetivo. Entonces yo creo que si que ha evolucionado un poco.

Juanra: No solo endurecer lo que es la música y los cortes y hacer una música más dura sino era también, lo que dice Gabri, desde las letras, los estribillos, siguen siendo estribillos pegadizos. La característica de El Desván es que los estribillos son cantarines, es como una música que entra fácil. Y luego lo que queríamos hacer era eso, endurecer un poco la música y la base que tuviera un poco más de peso y luego acompañando a todo esto, la base la tenemos y el tipo de música que estamos componiendo, pero luego era reforzar ya con una discográfica que nos acompaña El Dromedario y luego con Kolibrí que ya viene de una trayectoria de rock que también nos ha metido su producción y se nota en el disco.

Claro, ha aportado algo, ¿por qué ha estado desde antes de la grabación del disco?

Juanra: Sí, sí. Ha entrado desde que decidimos grabar con ellos. Ya vino a los ensayos, ya fue trabajando. Escuchaba mucho, nos dejaba y luego ya poco a poco nos iba llevando a su terreno. Engañándonos un poquito. Yo creo que el disco era también como darle el colofón con Kolibrí y con los estudios R5 y dejar ya cerrado el círculo del disco. Yo creo que se nota también.

Dani: Además en esa evolución lo que yo he visto y en mi opinión cuando escuché lo primero, ‘Al Descubierto’, me gustó El Desván porque tenía una personalidad en las canciones y transmitía ese mensaje. Entonces en este trabajo de ‘La taberna del infierno’ esa personalidad también la tiene el grupo aportando también ese punto más fuerte, más rockero que decimos pero sin perder esa personalidad.

Juanra: Además la voz sigue siendo la misma. Entonces el disco es fácil de identificarlo. No ha cambiado. Que dicen que se parece a no se quien, que en este disco se parece más a la voz de no se quién y tal pero si, es lo que dice Dani, que se caracteriza mucho también por el tipo de voz que tiene Gabri.

Gabri: Yo creo que, además, si tu escuchas una canción de El Desván que empieza un ratito sin voz. Escuchas las bases y yo creo que no te imaginas que luego la melodía de la voz de la canción va a ser así. Yo creo que te la imaginas bastante más rockera de lo que luego es. Si que yo creo que El Desván tiene su punto diferente a grupos con los que los puedas comparar en que la base es contundente, la base es rock pero luego la melodía de la voz no te voy a decir que sea popera pero es muy cantarina, muy identificativa con estribillos muy reconocidos… escuchas una vez e igual no te sabes la letra pero ya tienes un poco la melodía en la cabeza. Cualquiera que no tenga ninguna noción musical le pones una canción de El Desván yo creo que cuando apagas puede tararearte perfectamente la canción. Que con otras músicas es más complicado. Y bueno yo creo que ese punto lo mantenemos en el primer disco, en el segundo, y bueno si funciona en los sucesivos. Sino ya cambiaremos (risas).

¿Quiénes son ‘Los perros del corral’?

Gabri: Los perros del corral son muchísima gente. Es una canción que va un poco dedicada a esto que está tan de moda que es robar lo que no es tuyo, hacer lo que no debes, pisotear los derechos de los demás creyendo que solo estas defendiendo los tuyos…pues bueno un poco eso. En el otro disco si que hay una canción parecida pero parecida de temática, no musical que esta más dirigida a los políticos y al momento político que vivíamos por aquel entonces que no es mejor que el de ahora pero esta he procurado que solo una frase o dos vayan directas a políticos sino que sea un poco más general un poco mas a la gente que engaña a la gente que no es de bien y, sobre todo, se aprovecha de el de al lado para conseguir sus fines.

Juanra: Además esta canción estaba ya compuesta o la tenías ya en la cabeza desde bastante antes ¿no? Con el primer disco y tal ya empezamos a hablar de perros de corral.

Gabri: Esta canción se hizo sin irse el guitarrista y el bajista que se fueron solo que estábamos en otro proceso de gira anterior y fuera. Y ‘Mi madriguera’ si que fue la primera canción compuesta sabiendo que volvíamos a la banda, que lo intentábamos. Esa fue la primera pero ya había una canción anteriormente inventada que se iba a quedar en el tintero porque no sabíamos si íbamos a seguir o no que es ‘Perros de corral’ que estaba ya hecha.

Creo que la única colaboración de este disco es la de David Arredondo con los coros en ‘Antihéroes’, ¿por qué en este tema?

Gabri: Pues tan sencillo. Me encantaría decir otra cosa de este tema pero es porque yo no llego (risas). Si, no queríamos ni colaboraciones ni nada. Queríamos que fuera un disco nuestro. Ya metimos colaboraciones en el disco anterior. Lo de las colaboraciones esta muy guay y, además, tenemos acceso por cercanía y amistad a gente que podía darle un punto al disco pero me parece que está tan utilizado eso y tan aprovechado: “No, aquí colabora fulanito, entonces lo voy a escuchar”. Y es como no, si te gusta bien y si no te gusta pues nada que no haya colaboraciones. Y los coros tampoco. Yo creo que la mejor voz para hacer unos coros, es la voz del que haga la voz principal que es con la que mejor va a quedar. Pero si que los había preparado un poco porque Kolibrí me dijo que los llevara más o menos pensados al estudio, con opción de cambiar allá pero que no fuera un trabajo de haber aquí que hago.

Pues tenía en la cabeza esos coros y sabía que yo podía hacerlos porque son muy muy agudos. De hecho mucha gente nos pregunta que quién es la que canta. Y es como la que canta es un amigo que se llama David (de la banda Taken) que es un fiera en temas de heavy y tiene el un grupo heavy y eso. Entonces estaban los coros muy claros y nada y se lo propuse a Kolibrí que me dijo que le llamara y nada vino.

Juanra: En colaboraciones la verdad es que no, que si ves el disco es muy escueto en el tema de colaboraciones. Es tan puestos lo justo.

Gabri: Hubiera llegado pero está a años luz. No hice ni por intentarlo.

Me ha gustado mucho ‘Poeta de mi tierra’, ¿qué me podéis contar sobre ese tema?

Gabri: ‘Poeta de mi tierra’ en cuanto a temática habla de un desamor un poco convencional porque es de los que cuando termina, en lugar de irte a casa a tumbarte en la cama y echarte a llorar, llamas a todos los amigos para decirles que por fin ha terminado y que nos vayamos a celebrarlo que eres tú el que invitas. Es un poco una relación que no tiene sexos, es una canción que puedes interpretarla de una forma o de otra y simplemente es esas parejas con las que estas y, casi siempre tarde, te das cuenta de que no pasa nada pero es que la vida se ha apagado, que no te aporta, estas estancado… la vida de toda tu gente sigue pero tú te has parado ahí y crees que ni le haces bien, ni te hace bien ni eso sirve de nada. Y que estás tirando tus horas, tus días, tu vida y que hay que cortarlo. Entonces es ese respirar al decir: “Por fin”. Le he puesto fin a esto.

Dani: Es como volver a esa libertad.

Gabri: Sí. Decir estoy libre y salí de la cárcel. Después de tres años encerrado por algo que no es justo encima. Se la pueden aplicar muchos hombres y muchas mujeres y nadie tiene la culpa además, que eso es algo importante. Que nadie tiene la culpa, que no ha pasado nada pero que te has quedado parado ahí en la vida.

En una época como la que vivimos en la que lo que prolifera es seguir las modas y hacer lo que hace el resto y ser diferente se considera ser raro, ¿se necesitan muchos ‘Corajes del silencio’?

Gabri: Eso ya es muy personal. Yo pienso que sí pero que cada uno diga lo que quiera. Eso ya no es una pregunta que tenga una respuesta concreta sino que cada uno piensa de una manera.

O más bien, ¿son necesarias más que nunca hacer más canciones como ‘El coraje del silencio’ para abrir los ojos hacia el que sea distinto se vea apoyado?

Gabri: Claro. Yo, en concreto, estoy cansado de que las normas que podrían ser libres y cada uno pudiera opinar y hacer de una forma estén tan limitadas por la sociedad. Algunas muy fuertemente como pueden ser leyes y otras  sutilmente como pueden ser anuncios de televisión, modas o lo que sea. Entonces ‘El coraje del silencio’ es una canción que viene a decir que me dejes a mi ser como me de la gana mientras que no te moleste a ti. Déjame llorar cuando me apetezca, reír cuando me apetezca y ser libre. Es un canto a la libertad.

Juanra: Yo creo que es necesaria ¿no? Este tipo de canciones tal y como esta cayendo en estos años. En un disco siempre es positivo que haya una canción así. No va a ser todo ahí al desamor, al odio…Es una canción positiva.

Gabri: Lo que te dice es que las opiniones de los demás afectan demasiado. Una cosa es que tengas la opinión de alguien o de un ser querido la tengas muy  en cuenta porque te fías de él pero hoy en día parece que si alguien te dice algo es cuestión de frenar. Pero si tu no estas haciendo nada mal que más da lo que te diga el de enfrente. Entonces haz, si te pegas un tortazo te lo vas a pegar tú y no el vecino, pues ya está.

Dani: Para mí es como una protesta hacia el mundo genérico, a las modas… como que todo el mundo va por una línea y si no estas ahí como que no encajas. Entonces es como una protesta para hacer lo que tu quieres.

El tema que da nombre al disco (ndr: ‘LTDI’), ¿puede considerarse como un homenaje a todos aquellos bares que programan conciertos, que apoyan a la cultura y a las bandas emergentes?

Gabri: Sí, puede considerarse. Sobre todo a aquellos que apoyan la música en directo. A los garitos o los tugurios. Es un poco la experiencia de los bares y, bueno, el ver lo cansado y lo aburrido que puede ser trabajar en un bar a pesar de los pesares de lo que te encuentras dentro que es algo que da la sensación que puedes hacer de todo menos aburrirte. Y luego si que, metafóricamente, hay cosas como las que comentábamos antes que es un sitio en el que se reúne todo tipo de gente y, hasta cuando la gente se está pegando, toca la banda y a la gente se le olvida que hay una pelea prevalece la música siempre. Entonces, bueno, un mejunje. Yo creo que de letra es la canción más rara, más de ida de olla del disco.

Juanra: Gabri a lo mejor cuenta su punto de vista desde el otro lado de la barra.

Gabri: Sí, pero es que el lado del cliente ya me lo sabía de memoria (risas). Si esto es una canción de este lado imagínate los LPs que podríamos hacer de la otra.

Me ha llamado la atención el artwork de Iosu Berriobeña con esta sonrisa por así decirlo malvada, ¿es idea vuestra o de él? ¿A qué hace referencia?

Juanra: ¿Te parece malvada? Puede ser cualquier cosa. Esto viene un poco al hilo de lo que es la taberna del infierno.

Gabri: Hemos dado vueltas con esa portada. Madre de mi vida.

Juanra: Al final ha sido como de un detalle que había hecho de otra portada que nos había gustado.

Gabri: El dibujo y la idea es suyo.

Juanra: Pero la idea de la portada es nuestra. Esa boca estaba en un segundo plano de una imagen principal que ya no existe y que ya no tiene nada que ver. Y esta boca fue algo que nos llamó a todos la atención. Entonces le llamamos para decirle que si se podría hacer esa boca y a él no le disgustó. Estábamos haciendo mil pruebas y por qué no íbamos a probarlo. Y yo creo que él hizo la boca y el paso decisivo para seguir adelante, además de que le gustara mucho, fue que nos vio a los cuatro por fin convencidos de ello. Porque cada cosa que nos enseñaba no conseguía que nos pusiéramos de acuerdo pero en esa dijimos todos que si y él dijo de trabajar en eso. Así que se hizo más o menos roja, con más o menos marcas, más o menos sucia,.. Ha ido sufriendo una transformación y se ha mantenido un poco esa madera de la puerta. Y luego queríamos algo que nos identificara como banda, que vieras una imagen y lo asocies a El Desván. Que veas la boca y no haga falta que pongas abajo El Desván. Y hemos hecho el merchan y todo en función de la boca esa.

Dani: Además que esa boca también encierra muchas cosas. Puede significar muchas cosas.

Gabri: Y yo la veo malvada pero sonriente. Tiene muchas connotaciones.

Después de tanto tiempo sin subir a un escenario, ¿hay ganas ya de carretera? ¿qué nos espera en vuestros directos?

Gabri: Yo sí que tengo ganas.

Juanra: Sin carretera pero si que hemos estado trabajando. Esto no ha parado.  

Claro pero eso es de cara a vosotros no de cara al público.

Gabri: Claro es eso. Hay mucha gente que se piensa que estamos parados y dices: “Si el rato que el público cree que hemos estado parados, es el que más hemos trabajado. En el que ha habido más ensayos semanales, más quebraderos de cabeza y ahora, viene desde mi punto de vista, el relax que es disfrutar de ello. Te sabes ya los temas, te sabes ya todo… es tocar todos los fines de semana lo mismo con alguna variación, ensayar un día o dos a la semana pero con tranquilidad sin agobios de que tenemos que preparar cosas  nuevas.

Juanra: Ahora es cuando tenemos que subir al escenario y darlo todo y más. Tenemos ahí un trabajo, con el disco, con los ensayos… Ahora viene lo bueno, lo que apetece. La verdad es que tenemos muchas ganas. Hemos hecho algo tres o cuatro conciertos con Dani (bajista). Todavía tenemos el arranque de lo que es la gira que la esperamos con muchas ganas.

Dani: Es disfrutar del trabajo realizado, compartirlo con la gente.

Gabri: Y que luego el directo es mejor que el disco. Con la presencia, la sensación o lo que sea yo creo que a cualquiera que le guste este disco va a un directo y creo que no le defraudará.

Lo más leído esta semana

Fecha para el nuevo single de Leo Jiménez: 'La era de la individualidad'

El próximo 11 de mayo ha sido la fecha para el nuevo single de Leo Jiménez: 'La era de la individualidad'.

Cartel del festival solidario Pim Pam Punk

El próximo 21 de enero ha sido la fecha elegida para la celebración del X aniversario del festival solidario Pim Pam Punk.

[ENTREVISTA] Iñaki Llarena: “Un buen disco es un cantante y unas buenas canciones. Todo lo demás es absolutamente secundario”

Iñaki Llarena es, sin duda, uno de los productores referenciales en Navarra. En 2006 empezó a grabar y producir bandas tanto a nivel nacional en Estudios Aberin, su propio estudio...

Evaristo Páramos prepara un libro de anécdotas y recuerdos de la época de La Polla Records

La editorial Desacorde Ediciones ha anunciado que se encuentran preparando un nuevo libro de Evaristo Páramos.