Comparte

[ENTREVISTA] The Rebels: "Mafia' es un disco más oscuro, con melodías más complejas y más acordes a nuestro paso del tiempo"

El pasado mes de octubre se editaba 'Mafia', el que ya es el tercer trabajo de estudio de The Rebels. Con motivo de su publicación, he tenido la  oportunidad de hablar con Alex, vocalista de la banda, sobre la evolución de álbum hacia canciones más maduras y elaboradas pero sin perder la esencia que les caracteriza. ¡Qué la disfrutéis!

Finalizastéis la gira de 'Always now' el 27 de noviembre de 2015 y casi dos años después volvéis con 'Mafia'. ¿Teníais ganas de volver a los escenarios?
Alex: Muchísimas. Ya no soportábamos más el concepto de estar grabando. Estabamos grabando y, después de 2 años parados, el contacto con el público es inevitable.
¿Cómo ha sido el proceso hasta que 'Mafia' ve la luz?
Alex: Muy muy largo la verdad. Estuvimos casi un año componiendo después de 2 años y pico girando sin parar y yo pasé una depresión. Y, en ese momento, componer me ayudaba pero tenía que recomponerme un poco de eso con lo cual no fue muy rápido. Y, también, yo había decidido ser productor musical para grabar discos a otra gente pero mis compañeros me dijeron que hiciera nuestro disco directamente. Fue, de alguna manera, un regalo por parte de ellos, de poder arriesgarme con nuestro propio proyecto.
¿En qué momento te das cuenta de qué quieres dedicarte a producir? 
Alex: La verdad es que siempre me ha encantado el tema de la producción, de arreglar las canciones, de buscar como quería que sonasen las cosas y creo que ya había llegado el punto. Ya habíamos hecho dos trabajos con un productor y yo aprendí mucho de Fran Gude y esto era algo que me apetecía hacer fuera de mi música. Trabajar en ese sentido no con mis propias canciones sino con las de otra gente. Y fue esa decisión pero se mezcló todo porque fue decir quería hacer eso y, a la par, me vi que estaba haciendo el disco de The Rebels y que mis compañeros me dijeron que lo hiciera directamente siendo mi estreno como productor.
¿Y no es difícil hacerlo sin una mirada externa?
Alex: Por supuesto que lo es. De todas maneras he de decir que mi compañero Alfredo Jiménez, qué es el que ha mezclado el disco y con el que hago los trabajos de producción, es de alguna manera el que tiene esa mirada externa. Aún así creo que es muy importante que haya una mirada externa. 
Es que si no , a lo mejor, te obcecas en algo y también tiene que haber alguien que te diga: "no por ahí no".
Alex: Está claro. Lo que pasa es que para poder probarlo tenía que hacerlo con mi propia banda. Antes quería desarrollar un método de producción y lo que hemos tardado 7 meses en hacer ahora se haría en un mes. Pero necesitaba desarrollar esa forma de producir para aprender y, evidentemente, ninguna banda puede estar a mis experimentos ¿no? (risas).
7 meses alternándolo ¿no?
Alex: No han sido los 7 meses encerrados en el estudio. En medio pilló la Navidad, tuve un altercado familiar y, a lo mejor, pasó un mes y pico que no pudimos trabajar. Y en huecos básicamente.
¿Qué evolución destacarías tú con respecto al anterior trabajo?
Alex: Pues creo que a nivel compositivo es un CD más maduro. Es un disco en el que quizá hemos dejado de lado buscar los singles, la melodía fácil para todo el mundo que era como una característica nuestra y, quizá, hemos buscando unas melodías que no se queden pero que sean un poquito más complejas y un poco más acordes al paso nuestro del tiempo. Quizá el disco es un poco más oscuro. 
El título de 'Mafia' ¿A qué hace referencia?
Alex: Hace referencia al estado en el que vivimos, básicamente, casi todo el mundo. Un estado en el que cada vez hay más paraísos fiscales, dinero en los paraísos fiscales y, evidentemente, la gente que no son los mafiosos y que somos los que pagamos todo eso. Porque, al final, el que tiene un taller y hace un esfuerzo para tener un taller mecánico a lo mejor no puede pagar lo que quiere a sus empleados. Y no lo puede hacer porque la economía no fluye lo suficiente. Y entonces se ve teniendo que utilizarles. No teniendo que utilizarles pero siendo la situación de que tengan que decir qué, aunque te mereces 3000 € porque eres espectacular en tu trabajo, lo máximo que vas a cobrar como mecánico es 750 u 800 euros porque no puedo darte más aunque me encantaría hacerlo. Y el otro encima se siente agradecido de la situación, de tener trabajo. Parece que nos tenemos que sentir agradecidos, que tenemos que aceptar la situación pero yo creo que hay que decir basta ya.
Para este trabajo habéis cambiado la formación porque salió Charlie Barrena y ha entrado Rubén Cores, ¿Cómo ha entrado a formar parte de la banda?
Alex: Charlie se fue porque quería hacer otros proyectos diferentes con su hermano y tal. Y la verdad es que fue doloroso porque le queremos un montón y seguimos siendo amigos, nos seguimos viendo muchísimo y seguimos siendo super hermanos. Pero, bueno, cómo quería hacer otras cosas, nosotros lo aceptamos porque esto no es un penal ¿sabes?(risas). Y surgió la posibilidad de qué entrase Rubén Cores. Le conocía porque le venía siguiendo desde hacía un tiempo y le conocía en persona y tal. Le dije que si le apetecía hacer una prueba. Y te soy sincero, hizo la prueba y, aunque teníamos más pruebas de gente que son amigos nuestros, él necesitaba una respuesta rápida porque le estaban saliendo otros trabajos. Entonces, le cogimos y estamos muy contentos con él porque es muy bueno.
Luego, aparte, de la mezcla de este trabajo se ha encargado Alfredo Jiménez mientras que la masterización la ha hecho Ted Jensen en los Sterlin Studios. ¿El cambio también ha sido algo que él ha querido destacar? ¿ el ha notado esa evolución con respecto a los discos anteriores?
Alex: Yo creo que sí. No lo sé tan a ciencia cierta porque tampoco le he preguntado esa misma pregunta a él. Pero tenemos ya bastante confianza con él y sí que te digo que en los dos discos anteriores le habíamos dicho que queríamos sonar como Green Day, como Muse o como la gente a la que ha masterizado. Pero en este, que era un disco más personal, yo sentía que el debía formar parte del equipo y mojarse y hacerlo a su gusto. Una curiosidad que ha hecho es que no apretado tanto el master sino que lo ha dejado bastante más suelto que es algo que, a día de hoy, no es muy habitual y estaba muy contento de que le hubiésemos dejado no apretarlo tanto como hace casi todo el mundo. Entonces, la mezcla suena más amplía. 
Claro, le habéis dado esa libertad para encontrar el sonido en el que él cree que encajáis.
Alex: Exactamente.
Me ha gustado mucho el arte del disco que es de Markel Urrutia, ¿La idea es vuestra o de él? ¿Y que expresa el caballo blanco? 
Alex: Markel me pidió que le explicará... Bueno no sé si me lo pidió o salió de mí. Le mandé un texto con todas las sensaciones o emociones y cosas que había pensado y sentido durante la creación del disco, desde la composición hasta el final. Y, por lo visto, me dijo que constantemente le hablaba de que los buenos y el bien tenían que ganar al mal, que vale ya de Darth Vader que quién mola es Luke Skywalker, que mola más Indiana Jones. Yo vengo de una generación en la que los buenos eran los que molan y ahora, parece ser, que está muy de moda ser el chungo y la parte del mal. Y esa es de la que se aprovecha la mafia, de la que nos cogen a todos de los huevos y nosotros tenemos que hacer lo que ellos digan. Enfocando eso de esa manera él nos dijo que, a lo largo de la historia, el bien iconograficamente siempre había sido representado por un caballero y el mal por una serpiente negra. Entonces, él decía que el bien siempre iba subido en un caballo blanco que era la luz, la luz del bien. Y, entonces, representa como los buenos aniquilan a la serpiente en la cabeza y acaban con el mal.
¿Y los personajes? 
Alex: Esos personajes son los mafiosos que se han dejado llevar por el mal y que utilizan a los demás pero aquí el bien se los ha cargado (risas). 
Antes de la salida del disco habéis publicado 4 videoclips realizados por Roberto Peromingo, ¿Por qué sacar cuatro en ese momento previo?
Alex: Básicamente nosotros valoramos el concepto disco y creemos que hemos hecho más un disco que un conjunto de singles. Y, de esta manera, pensamos que cómo llevábamos 2 años sin hacer nada más de cara al público... porque, evidentemente, nosotros estamos trabajando. Decidimos que ya que teníamos el dinero y todo ahorrado pues que íbamos a sacar los cuatro ya para que la gente, una vez que haya escuchado esos cuatro quiera  escuchar los otros 6 temas del disco. Y así evitar lo que pasa a día de hoy que es que la gente saca un disco, escuchan un videoclip y seis meses después escuchan otra canción pero la gente no se acaba escuchando el disco del grupo. Nosotros queríamos que se escuchasen el resto de canciones como algo novedoso.
¿Ha funcionado bien?
Alex: Sí la verdad que sí.
¿Se grabaron todos seguidos? ¿Tienen un hilo conductor?
Alex: Sí, se grabaron en dos o tres días y lo hicimos todo a la vez. Y sí, tiene un hilo conductor excepto quizá el tercer videoclip que es más un poco en un sueño, pero el resto de videoclips están creados los guiones entre Roberto Peromingo y yo. Y buscabamos un poco representar esa época qué he pasado, sinceramente.
Me causó mucha curiosidad que eran el 1, el 4, el 7 y el 10.
Alex: Sí, es verdad. Eso nos lo han dicho pero es una casualidad, no ha sido nada premeditado porque por ejemplo 'Beth' qué es la número 2 del disco, yo siempre pensé que iba a ir al final, ¿sabes? Pero no. Al final se buscó un orden del disco que nos gustase a todos pero es una casualidad lo de los singles.
¿Quién es 'Beth'?
Alex: Beth es una niña que me ha enseñado mucho en esta vida. Un día estaba viendo cosas por youtube y vi el documental de una niña psicópata y yo me pregunté que cómo podía ser que una niña tan joven pudiera ser psicópata. Entonces, hay un documental bastante interesante de ella que cuentan que, cuando ella tenía 5 años, encuentran a su hermano de 2 años en un vertedero y la buscan unos padres adoptivos. Ellos, de repente, ven que la niña quiere clavarle agujas en los huevos al hermano, que ha cogido unos cuchillos para matar a los padres, que ha metido el hámster en el microondas y lo ha reventado... Le encantaba matar animales y tal. Por ello se preocuparon los padres y empezaron a investigar. Y es que el padre era un violador, que violaba a su hija y hasta que no sangraba no disfrutaba... La niña había sufrido abusos desde los 2 años de edad. Una cosa tremenda. Entonces, a la niña le hacen estudios psicológicos en Estados Unidos y lo que me llamaba la atención de la niña era que no tenía la capacidad de amar. Esta es una de las cosas que les ocurre a los psicópatas, qué no disciernen y no tienen la habilidad de amar. Yo, en ese momento, estaba tocado con la depresión y, de alguna manera, me sentía identificado. Decía que estaba tan mal que no era capaz de amar y darle nada a nadie. Evidentemente, yo no soy un psicópata porque sí que amo y tal pero sentí cierta empatía de decir que qué me estaba pasando a mí, que estaba tan triste y no me entregaba a los demás. Y la niña, hasta los 18 años, estuvo en una granja con animales y, al final, consigue no voy a decir salir de ser psicópata porque tiene que seguir con medicación pero, a día de hoy, es una persona adulta que tiene 50 años, una familia, hijos y se dedica ayudar a otras niñas de las que han abusado. Y no sé, fue una historia que me tocó bastante. Para escribirla tuve que meterme en su papel, como si me hubiera ocurrido lo que le había ocurrido a ella. Y, para componerla, estuve una semana vomitando porque claro me sentía violado no por mi padre porque mi padre no me hizo eso, ni  conseguía imaginarme una cosa así. Pero si como si tuviese otro padre y que esa persona me violaba. Estuve una semana muy muy mal. Pero creo que estas cosas hay que decirlas porque esta tía es una luchadora que ha conseguido mucho ¿sabes? La admiro. Para mí, es una heroína. Por salir de ahí y ayudar a otros.
También me ha gustado mucho ' Storge', ¿ qué me cuentas de ella?
Alex: 'Storge' es una palabra griega. Ellos hablaban no solo de un tipo de amor sino de varios tipos de amor: Amor sexual, amor de amistad y el amor fraternal. Este es el amor que existe dentro de una familia o dentro del núcleo familiar que, generalmente, no es algo sexual sino que es simplemente el cariño que existe aunque puede ser dentro de una pareja pero es la construcción, por así decirlo, de un núcleo. Y es algo que, a mí, siempre me ha llamado la atención. La familia me gusta.
Es como muy filosófico todo lo que me cuentas ¿no?
Sí, yo soy muy filosófico (risas) pero también divertido.
¿'New Blood' puede ser la solución a la 'Mafia' que nos rodea? 
Alex: Desde luego. Es mandar a todos los gilipollas a la mierda (risas). Yo creo que son menos de los que creemos, lo que pasa es que hay muchos que... Mucha gente está alienada por esos cuatro tíos que se dedican a eso. Es lo que decimos que todos estamos de alguna manera alienados. Cuando dices tengo un taller y tengo que pagarle. Estas aceptando cosas sin darte cuenta. Todos estamos aceptando cosas. O sea estamos aceptando un montón de cosas y, bueno, ya vale. Entonces si todos somos un poco gilipollas pero hay cuatro que de verdad se encargan de que todo vaya así de mal.
Una de las cosas que más me ha llamado la atención es que 15 años después ha salido "Oh dear gun" ¿Por qué ahora?
Alex: Sí. Pues, sinceramente, estaba con un amigo mío de toda la vida mientras estaba haciendo el disco un día y él estaba pasando por un momento quizá más duro que el mío, vamos mucho más duro que el mío. No voy a decir el qué pero un problema muy muy gordo. Y fue un homenaje a él porque me conoce de toda la vida, esta era su canción favorita de siempre y decidí hacerla, decidi regalarle eso.
¿Por qué ese final?
Alex: Siempre metemos una pista oculta y esta vez fue con toda la gente que ha estado en el disco. Con toda la gente del estudio qué cada día ha estado con nosotros trabajando: Técnicos, ingenieros, el dueño con su hija... Y fue una manera de decir que ahí iba a haber un minuto y pico en el que simplemente nos podíamos liberar y gritar todo lo que nos dé la gana. Lo único que no valía era decir palabras.
Este disco lo sacáis desde vuestro propio sello discográfico Red Fox Music, ¿Qué es lo que os lleva a crearlo?
Alex: Es una cosa aparte. 
Sí pero porque sois los primeros pero no vais a ser los únicos que formen parte de él
Alex: Exactamente. Esto es un proyecto que tenemos Alex Ferrero, ex bajista de Nothink, y yo. Decidimos montar una discográfica y una agencia de management porque queremos hacer las cosas un poco diferentes porque creemos que nuestra generación de 30 años tiene que empezar a cambiar cosas en la parte de la industria de la música porque todo lo lleva gente muy mayor y son los de siempre. Entonces, había que luchar. Alex y yo decidimos montar esta agencia de management y utilizar de conejillo de indias a The Rebels, lo mismo que con la producción. Lo que pasa es que ya estamos trabajando con más gente y en breve se verán nuevas bandas. Esto es sobre todo para desarrollar nuestro método de trabajo. 
¿Y qué nos vamos a encontrar en vuestros nuevos directos?
Alex: Para empezar a Rubén Cores. Tiene mucha impronta. Es un chico muy joven, de 23 años y nos trae mucha frescura y alegría al grupo. Esto es lo nuevo que se van a encontrar a parte de lo de siempre. Energía y buenas melodías. 
¿En qué momento os encontráis cómo banda ahora mismo? ¿Estáis satisfechos ahora tras la evolución?
Alex: Sí. Hasta ahora la banda había buscado un poco los temas que fueran más fáciles para todo el mundo. Pero yo tengo una parte compositiva un poco más oscura. Y el habernos podido permitir este disco... No sé si el siguiente disco será igual o no... La verdad es que es el disco que más nos gusta a todos, sin ser el más comercial por decirlo de alguna manera o el más anticomercial. 
También viene bien un cambio de tercio de vez en cuando
Alex: Sí y sobre todo que, al final, te voy a ser sincero. Nosotros hacemos lo que sentimos y expresamos... Nosotros no escribimos para nadie, no decimos nada para los demás. Te soy muy sincero, la gente puede componer para otra gente, puede tal pero yo compongo para liberarme de mis problemas y de mis cosas. Me expongo pero no cambia nada para que lo haga más o menos comercial para la gente. Es lo que yo siento. Hace años quizá pues era más joven y alocado y cantaba "Ding Dong Ding Dang". Y ahora me toca decir: "Hey break". No lo sé, es lo que ahora mismo me sale. 
 

Lo más leído esta semana

Fecha para el nuevo single de Leo Jiménez: 'La era de la individualidad'

El próximo 11 de mayo ha sido la fecha para el nuevo single de Leo Jiménez: 'La era de la individualidad'.

Cartel del festival solidario Pim Pam Punk

El próximo 21 de enero ha sido la fecha elegida para la celebración del X aniversario del festival solidario Pim Pam Punk.

[ENTREVISTA] Iñaki Llarena: “Un buen disco es un cantante y unas buenas canciones. Todo lo demás es absolutamente secundario”

Iñaki Llarena es, sin duda, uno de los productores referenciales en Navarra. En 2006 empezó a grabar y producir bandas tanto a nivel nacional en Estudios Aberin, su propio estudio...

Evaristo Páramos prepara un libro de anécdotas y recuerdos de la época de La Polla Records

La editorial Desacorde Ediciones ha anunciado que se encuentran preparando un nuevo libro de Evaristo Páramos.