Comparte

[ENTREVISTA] Dikers: “En la música siempre predomina más el corazón que la cabeza”

Tras pasar tres años y medio desde la publicación de “Casi Nunca Llueve”, la banda navarra Dikers regresan con el que ya es su séptimo trabajo de estudio: “Vértigo”. He tenido la oportunidad de hablar con Iker Piedrafita y Sergio Izquierdo sobre los detalles de esta publicación, la incorporación de Iván Viedma al bajo y sobre su próxima gira. ¡Que lo disfrutéis!

¿Por qué ‘Vértigo’?

Iker: Un poco por la época en la que vivimos que refleja el dibujo de la portada, que estamos entre razonar con la cabeza o dejarnos llevar por el corazón. Estamos, también, colgando de una cuerda sobre todo la clase trabajadora. Los de arriba no están ahí.

Sergio: También a nivel personal, el momento que estamos viviendo. Él tiene dos críos, Iván acaba de tener uno y sales a la calle y ves la situación que hay y… Yo creo que todos tenemos un poco de vértigo, llámalo miedo, ansiedad… y muchas veces no sabes si salir a la calle como dice una canción y tirar cocteles molotov o pensar un poco con la cabeza y ver que mundo les vamos a dejar a nuestros hijos. Y estamos todos siempre valorando una cosa o la otra.

Para este álbum se ha incorporado Iván Viedma al bajo y a los coros. ¿Cómo ha sido esta incorporación? ¿Y todo el proceso hasta llegar a decir “Iván es el que encaja aquí”?

Iker:Lo teníamos claro. Iván es amigo de toda la vida. En la gira anterior nos llevaba la furgo, el merchan y todo. Y ya sabíamos como tocaba, como canta…

Claro, porque para él ha sido un cambio puesto que antes cantaba en Tracción ¿no?

Iker: Sí, y antes tocaba el bajo en Mr. Fylyn.

Sergio: En mi caso, he tocado con él hace mucho años y es amigo, no hubo que pensarlo. Se lo tuvo que pensar más él, nosotros lo teníamos claro. Porque el justo se enteró de que iba a tener el crío y dijo: “Hostia, embarcarme en esto y tal”. Y le engañamos un poco, le dijimos: “Venga, va que no es para tanto, que luego son dos conciertos y ya está”.

En el disco veo letras de Sergio, de Iker, de Alfredo y alguna colaboración y la música, indica que es toda de Iker, ¿qué es lo que aporta Iván con su incorporación a este trabajo?

Iker: Es que cuando Iván entró, ya estaba el disco hecho y casi grabado. El grabó los bajos y los coros pero todos los temas ya estaban hechos.

Claro, porque él se incorporó en Marzo o Abril ¿no? Y todo este proceso lo tendríais ya adelantado

Sergio:Un poco antes. La decisión se tomó en verano, ósea este verano no, el anterior. Lo que pasa es que es eso, nosotros seguimos lo que es rematando el disco y el ya se incorporó a lo que es a meter los bajos y tal en marzo.

Iker:El venía de estar varios años en Tracción cantando. Entonces, el bajo no lo había cogido en esos años y necesitó volver a hacer callo y todo eso.

En el caso de las letras veo que, en su mayoría, son de Sergio (excepto ‘No hay más’ de Alfredo Piedrafita y ‘A quemarropa’ y ‘Pan de canela’ de Iker). En ellas veo mucha tristeza, desamor, soledad y, también, mucho de realidad y de actualidad. ¿Qué me puedes contar al respecto?

Sergio:No sé que decirte. Tristes igual hay dos o tres. Igual me inspira más esos temas. Me inspira más escribir la mala leche o la tristeza pero yo no soy así, es solo una parte de mí. También es una buena terapia, lo dejas escapar y ya no sigue. Triste, igual sí pero la cosa no está como para tirar cohetes.

¿Cuánto de real tienen estas canciones?

Sergio: Todas las canciones menos “Molotov” que es totalmente autobiográfica. Esa realmente habla de un momento en el que dije: “Salgo a la calle y quemo un contenedor”. Y luego te lo piensas y no lo haces. Todas las demás partiendo de una cosa que me ha pasado luego le meto ficción o de una ficción llego a realidad. Escribir de lo que me ha pasado sería muy aburrido o lo exageras un poco o… Es lo guay que tiene escribir, que puedes contar lo que quieras, escribes de algo que se te ha ocurrido y, de repente, le das un giro y dices: “voy a meter esto que me ha pasado”. No sé, no hay fronteras.

Iker: La de “La chica de la curva” no es real.

Sergio: No, no es real pero, bueno, yo me enamoré de una película de Tim Burton, de “La Novia Cadáver”. Me gustó mogollón la peli y, sobre todo, el dibujo. De ahí se me ocurrió: “Pues habría que hacer una canción sobre que te enamoras de alguien como en la película, una muerta se enamora de uno que está vivo”. De ahí y de mi cuelgue normal y habitual.

Este disco ha sido grabado en estudio pero tiene un sonido que, sin lugar a dudas, evoca a vuestro directo. ¿Lo habéis grabado los tres a la vez?

Iker:No, lo hemos grabado por separado pero lo que tiene es que no hemos utilizado ningún recurso de estudio que modifique la ejecución de cada instrumento.

¿En qué momento decidís que grabar todo como nace, sin trampa ni cartón es la mejor opción para vuestro trabajo? ¿Qué es lo que os lleva a prescindir de todo ese tipo de arreglos? Además, es algo que habéis recalcado mucho.

Sergio: Lo recalcamos mucho porque nos ha costado un huevo. Ha sido muy trabajoso y estamos muy orgullosos de ello.

Iker: Y luego es que ves toda esa mierda que están sacando de pop ahora mismo, que no tiene nada de real. Claro yo como productor también pues eso. Oigo grupos de pop con el autotune, todas las voces, todas las baterías sampleadas, no hay nada tocado y, claro, no merece la pena manchar el rock. Esto vamos a hacerlo como lo que es el rock, somos tres tíos tocando.

Además, para este séptimo trabajo os decantáis por la autoproducción. ¿Por qué? ¿No había otras opciones o preferíais directamente gestionarlo todo vosotros?

Sergio: Si que había otra opción pero no nos parecía interesante. Para como está el tema nos lo hacemos nosotros, yo me lo guiso, yo me lo como. Tú más que nadie sabes como está la industria y como está todo. Si quieres seguir, tienes que ser tu mismo el que apueste por ti.

En el tema de letras también veo un par de colaboraciones en este álbum, y en el caso de “No hay más” habla sobre la despedida de Barricada. Lo que yo me pregunto al respecto es ¿por qué ha salido esa canción con Dikers y no con Miss Octubre?

Iker: La de “No hay más” le salió a mi padre. Tenía yo la música hecha y dijo él: “pues me apetece hacer una letra, sobre el concierto de despedida”. Y más que hablar del concierto de despedida, habla concretamente de una imagen que se le quedó a él grabada, que era un padre con su hijo en las primeras filas a lagrimón perdido, que se le contagió. Es emotiva.

Además, también he visto una colaboración de Carlos de Big Member, ¿cómo surge?

Sergio: En realidad, la de “La chica de la curva”, en la que colabora Carlos, era una letra que comencé con Big Member. Realmente, fue cosa de Iker que me dijo: “¿por qué no llamas a Carlos para hacer este punteo?”. Y Carlos vino encantado y lo hizo. Además, es súper característico y le va muy bien a la canción.

Iker: además, traía otras ideas: “porque puedo probar esto…” y fue como “no, no, haz un punteo de Carlos”.

Sergio: El vino pensando: “voy a tener que hacer algo más parecido a Dikers y tal y cuál” y empezó a tocar cosas y nos quedamos como: “esto no eres tú, toca como tocas tú”. Y, al final, se soltó e hizo sus punteos locos.

Entre los temas me ha llamado bastante la atención “A Quemarropa”, no solo a nivel de letras sino a nivel vocal me parece brutal, tanta caña y fuerza… ¿qué me puedes contar sobre él?

Iker: Sorprende un poco que se quede la voz ahí sola, con un grito. Luego ya se relaja un poco. El tema, ya musicalmente, es más Dikers clásico pero si que queríamos darle una pequeña hostia, así de entrada.

Con respecto a la portada de este disco vemos a una persona haciendo equilibrios en la cuerda floja mientras que, a la vez, trata de mantener al mismo nivel entre cabeza y corazón. ¿Creéis que habéis llegado a encontrar ese equilibrio en este disco, un equilibrio entre lo que sentís y lo que pensáis?

Iker: Creo que en la música siempre predomina más el corazón que la cabeza. Es que si te dejas llevar por la cabeza al final no consigues nada.

Sergio: Eso hacemos todos, al final es la lucha de todo el mundo. A nosotros nos gustó la portada porque todo el mundo se iba a identificar porque todos estamos así. ¿Qué hago, aunque me encanta si me va a hacer daño, sigo con ella o la mando a la mierda y hago lo que tengo que hacer? ¿Qué hago me bebo el siguiente cubata sabiendo que me va a hacer daño o me cuido? Todos constantemente estamos sometidos a esas decisiones y la vida va de eso.

Como primera muestra de este trabajo elegisteis el tema ‘Pretencioso’ . ¿Creéis que es el que más lo representa o ha sido porque ya teníais claro la idea del vídeo que queríais?

Iker: Un poco las dos cosas.

Sergio: La idea del vídeo vino después de elegir el single. Elegimos tres singles y, como andábamos a palos entre nosotros, nos pegamos un par de veces. Gané yo por supuesto.

Iker: No veas como quedó el otro (risas).

Sergio: Fuimos al dromedario y les dijimos a Alen y a Oscar: “Estamos entre estos tres singles, no sabemos que hacer, así que elegid vosotros” . Y lo eligieron ellos. Bueno, ellos dijeron su opinión y la tuvimos en cuenta. Y, a raíz de ahí, surgió la idea del vídeo y todo.

Es una crítica a lo que se vive en nuestra sociedad actualmente a todos los niveles ¿no?

Iker: Lo que es la letra se basa totalmente en la música pero el vídeo si que se basa en la pintura, en la cocina… Luego es que ya se nos quedó fuera la moda, los gin tonics… En un programa de la tele que echaron hace un año o así que era como de cámara oculta y, eso, en un bar de moda de Madrid, de gente más cool, les echaban productos absurdos.

Sergio: Lentejas, garbanzos…

Iker: Una gamba, diciendo que era lo más y todo el mundo lo probaba: “Ah pues si, la gamba y el garbanzo le da un toque exquisito”.

Sergio: En el caso del cuadro es de un vídeo que me pasó Iker de YouTube, que van unos tíos a un museo de pintura muy importante de Holanda y llevan un cuadro del Ikea que vale 16€. Lo ponen allá, le van preguntando a la gente y la gente flipa con el cuadro: “Porque en él puedo ver que el artista intenta reflejar no se qué y no se cuantos”. Y les preguntan: “¿Y qué precio le pondrías?” A lo que ellos respondían: “Incalculable, tal y cuál”. Y es que era un cuadro del Ikea que valía 16€.

Después, vi otro con el vino. Se cuelan con un vino que tiene un precio de un euro por garrafa. Es un stand de vinos súper tal y la gente nos lo bebemos, yo me incluyo.  Y, no es que se lo beba, es que empiezan a hablar sobre que se nota que es de barrica de no sé que y tal. Y, tanto el vídeo como la canción hablan de eso, prefiero pasar por idiota, por vulgar que dármelas de algo que no sé, que prefiero preguntarlo. Si es más sencillo.

En este disco, en mi opinión, veo un poco más la vuelta a los orígenes, un poco más cañero que el anterior ¿Qué evolución podemos encontrar en estos tres años y medio desde la publicación de ‘Casi nunca llueve’ hasta llegar a ‘Vértigo’?

Iker: Lo que tiene tocar temas pesados, es que lo grabas y, como en “Casi nunca llueve” eran más medios tiempos, suena impresionante, suena guay pero, luego, estas tocando en directo y los temas rápidos te ponen las pilas tanto al músico como al público. Entonces, queríamos poner un poco de pila.

Siguiendo con la línea de “Pretencioso” si que quiero saber qué pensáis al respecto del panorama cultural y, sobre todo en este caso, musical que actualmente tenemos en nuestro país

Sergio: Con respecto al panorama musical en España, hay grupos cojonudos y se hace muy buena música. Lo que pasa es que si lo que haces es poner la radio pues la has cagado. Antes hablábamos en otra entrevista, el 95% de la música que suena no la tocan personas, me refiero a la radio fórmula, a las radios potentes. Ya no es como antes, la tienes que buscar, tienes que informarte, tienes que interesarte. Luego están por un lado, el tema de los festivales de rock y por otro todo este movimiento indie que a mi me parece muy interesante, hay grupos muy interesantes. Se hace muy buena música en este país pero no sale en los medios potentes.

¿Qué planes tenéis con respecto a la gira? Porque si que he visto que con Miss Octubre tenéis programados algunos conciertos sueltos ¿no?

Sergio: Nosotros con Dikers empezamos la gira de presentación en febrero, vamos a estar febrero y marzo, presentando el disco por varias ciudades: Madrid, Bilbao, Logroño, Valladolid, Santander… no sé decirte. Y una vez acaben las presentaciones tenemos el viñarock y, a raíz de ahí, que nos llamen e irá por contratación.

Y lo que sale con Miss Octubre lo estamos incorporando como podemos dentro de lo que tenemos. De momento son antes, pero si van saliendo cosas se intercalarán. De todas formas, nuestra gira de presentación va a durar mes y medio o dos meses, no más. Luego ya, a lo que salga, antes nos preguntaron por la posibilidad de tocar los dos grupos.

Pero eso para vosotros puede ser mucha paliza ¿no?

Sergio: Bah. Somos jóvenes y estamos en forma. Somos unos chavales (risas). No tocaríamos dos horas con cada grupo pero yo creo que si se podría hacer.

Iker: En mi caso, lo que es tocar la guitarra, puedo. No podría hacer dos conciertos seguidos de Dikers que estoy todo el rato cascando la voz pero con Miss Octubre  no tengo que cantar y solo hago coros.

Sergio: Yo me hago sesenta largos diarios, puedo tocar la batería tres horas.

 

Lo más leído esta semana

Fecha para el nuevo single de Leo Jiménez: 'La era de la individualidad'

El próximo 11 de mayo ha sido la fecha para el nuevo single de Leo Jiménez: 'La era de la individualidad'.

Cartel del festival solidario Pim Pam Punk

El próximo 21 de enero ha sido la fecha elegida para la celebración del X aniversario del festival solidario Pim Pam Punk.

[ENTREVISTA] Iñaki Llarena: “Un buen disco es un cantante y unas buenas canciones. Todo lo demás es absolutamente secundario”

Iñaki Llarena es, sin duda, uno de los productores referenciales en Navarra. En 2006 empezó a grabar y producir bandas tanto a nivel nacional en Estudios Aberin, su propio estudio...

Evaristo Páramos prepara un libro de anécdotas y recuerdos de la época de La Polla Records

La editorial Desacorde Ediciones ha anunciado que se encuentran preparando un nuevo libro de Evaristo Páramos.