Comparte

[ENTREVISTA] Jabi Izurieta: “El rock obedece a las letras y a la forma de vivir la música”

Jabi Izurieta regresa de la mano de‘Claudia & Costello’, el que ya es su tercer trabajo de estudio. Con él, nos muestra un claro crecimiento como compositor y a la hora de cambiar el rumbo hacia el que guía su sonido y sus canciones.

Con motivo de la salida de este álbum he tenido la oportunidad de entrevistar a este navarro y desgranar los detalles del mismo. ¡Qué la disfrutéis!

¿Quién es Jabi Izurieta?

Jabi Izurieta es un tipo que está enamorado de la música y es su forma de entender la vida. Por ello, intento hacer canciones, cantarlas, grabarlas y, al final, mostrarlas.

¿Quiénes son Claudia & Costello?

Son las dos cuentas pendientes con la vida que, ahora mismo, tengo encima de la mesa. Costello es el nombre del perro que siempre he querido tener y, en estos momentos, no puedo tener. Y Claudia es una novela que empecé a escribir hace unos años y, cuando la tenía bastante avanzada, se estropeó el ordenador y perdí todo lo que había escrito. No había copias de seguridad ni nada. Y eso es una cuenta pendiente. Y, de hecho, me ha servido para poner título a un disco en el que de alguna manera habla de una temática muy social y esto, también, es una cuenta pendiente que no deja de ser algo social.

¿Por qué esa referencia hacía algo que pudo ser pero que aún no es?

Porque no hay que perder los sueños y la inquietud por muy difícil que parezca. Al final, lo importante no es cuando consigues algo sino el camino que recorres cuando tratas de conseguirlo. Eso es lo que se te queda en la memoria porque, una vez que ya lo tienes, es como que ya no hay mucho más que recorrer.

¿Y este disco puede considerarse el reflejo de “tengo esto pendiente y es lo que quiero conseguir”?

Este disco se acerca a algo que tengo pendiente que es hacer el disco perfecto. Cosa que nunca se logra.

¿En qué momento se empieza a crear este trabajo? Porque han pasado tres años.

Sí. Aún estando girando con el disco anterior ya empecé a matizar cosas en casa. No estaba convencido pero si que inducia el camino que quería recorrer pero, al estar metido de lleno en la gira del disco anterior, era un poco continuista y no acababa de convencerme.

Realmente el disco empieza cuando tengo la primera conversación con Iñaki Llarena, que es el productor del disco. En el momento que le digo lo que quiero hacer y él lo acoge, lo entiende y direcciona el camino a seguir. Ahí es cuando noto que, realmente, empieza a funcionar este disco. Antes de tener esa conversación, le presenté 10 o 12 temas maquetados en casa a Iñaki y que, directamente, fueron todos a la basura desde el  minuto uno.

Para llegar a donde queríamos había que tomar un giro en cuanto a las estructuras y a la forma de hacer las canciones. Este disco empieza un año y medio atrás desde la salida del disco.

¿Cómo ha sido todo el proceso de composición? ¿Ha sido primera letra y luego música?

Sí. Vengo más de la escritura que de la música. Estudié piano y solfeo pero la inquietud por escribir me viene desde muy crío. Mientras hacía canciones y después de mi primer disco, publiqué un par de poemarios. Para mí, la primera parte siempre es la letra.

¿En qué te inspiras a la hora de escribir? ¿Solo te centras en el aspecto de la temática social?

El abanico es muy amplío. Este disco tiene más poso de temática social. Aunque hay canciones como, por ejemplo ‘Clases’, que si que el trasfondo de ello es la temática social como las clases sociales pero está maquillado en una historia de amor entre un chico y una chica. La inspiración viene de lo que te pasa, siempre las letras son muy autobiográficas, no en primera persona pero si de lo que le pasa a un amigo a un familiar.

O mismamente en primera persona pero contado en tercera.

Sí, también. Haces un poco tuyo el problema de los demás y lo cuentas a tu manera.

En la nota de prensa se indica que estas canciones han sido concebidas a caballo entre el pulso rockero y la canción de autor. ¿Cómo te defines tú?

Yo soy rockero porque siempre he dicho que no entiendo que el rock se tenga que asociar directamente con el sonido de las guitarras ni a las distorsiones. Para mí, el rock obedece a las letras y a la forma de vivir la música. No es lo mismo que tu vida este dentro de las canciones de rock y puedas decirlo. Entonces,  me siento rockero en ese aspecto porque no entiendo precisamente eso.

¿Qué destacarías de la evolución de ‘Maldito invierno’ hasta llegar ahora a ‘Claudia & Costello’?

Destacaría tres años y medio de madurez que varía según la vida que lleves. En mi caso, que es como una noria, te da para madurar mucho y ver las cosas de otra manera. En cuanto al disco se traduce en un cambio de sonido, en saber acercarme y expresar el tipo de sonido al que quiero llegar pero siempre con la premisa de Iñaki Llarena, que es un poco el gurú de todo esto. Y, sobre todo, las letras. Creo que la forma de escribir las letras y los textos reflejan esa madurez de la que hemos hablado.

El disco si que tiene un sonido más de raíz americana, más setentero. ¿Ha sido un sonido premeditado desde el principio?

Sí, era lo que buscábamos desde un principio. El salto o el cambio drástico que queríamos dar de un disco a otro era, básicamente, el sonido y la estructura de las letras. Y para ello era imprescindible acercarnos a eso que, al final, es la música que consumo desde Johnny Cash hasta Neil Young que está muy presente en todo el disco. Tampoco escucho mucha música en castellano. Años atrás te parecía algo inalcanzable o difícil de conseguir pero conforme vas adquiriendo experiencia y eso te vas acercando más a lo que quieres.

¿La necesidad de este cambio drástico es lo que te lleva a querer cambiar productor?

Sí. Tampoco es que, realmente, en el disco anterior hubiera un productor que marcase mucho el camino a seguir. Tenía reunidas unas canciones, me junté con cuatro músicos, ensayamos un par de semanas y las grabamos. Fue como salía y conforme íbamos grabando. Sí que tenía claro que, para dónde quería llegar con este disco, tenía que contar con alguien externo a mí, a mis canciones y que fuese él quién guiase todo el proyecto. Iñaki Llarena, para mí, es uno de los tíos que mejor podía hacer este trabajo y, de hecho, así ha sido. Era imprescindible para este disco.

¿Cuáles ha sido las principales influencias para este disco?

Principalmente, Neil Young. En un inicio, sí que hablamos de buscar esa raíz americana y hablábamos de artistas como Johnny Cash, Elvis Presley, Ryan Adams o cantautores más al uso como James Taylor o Jackson Brown. Pero, al final, nos dimos cuenta de que había canciones que tenían ese poso de rock que hacía Neil Young y que queríamos tirar por ese camino. Al final, sí que nos fijamos mucho en la trayectoria de Neil Young.

¿Cómo ha sido todo el proceso de grabación? Porque antes comentabas que se han producido arreglos en el estudio como en el caso de Black Jack.

El disco se grabó en directo. ‘Black Jack’ era una canción que no acababa de convencerme ni a mí ni al resto. Pero, para hacer un disco de diez canciones, parecía que la teníamos que meter. Hasta que tomé la decisión de que esa canción no se metía. Y en ese momento fue cuando Iñaki, con los mismos acordes que entraban en la canción primaria, empezó a hacer un giro de acordes y ahí es donde nació ‘Black Jack’.

¿Por qué ‘Llamas de alquitrán’ como primera muestra de este trabajo?

‘Llamas de alquitrán’ obedece mucho al mensaje que estamos lanzando que era el cambio en cuanto al sonido y letras con respecto al álbum anterior. Creo que, personalmente, es la canción que mejor nos iba a indicar esa cambio y ese paso era el que mejor reflejaba lo que estábamos anunciando.

Pero el videoclip ha sido ‘Buscadores de almas’. ¿Es la que mejor define el disco?

Sí. ‘Buscadores de almas’ era una canción que entendíamos que podía llegar a más gente o era igual más fácil de calar por la sonoridad que tiene, igual era la más comercial del disco. Igual ‘Llamas de Alquitrán’ si que es una canción como para escucharla con más reposo, más tranquilo y degustarla y, sin embargo, ‘Buscadores de almas’ era una canción que, desde el principio, ya te conecta y era como más indicada para un single.

Quizá una de las que más me ha gustado ha sido ‘En el cabo mayor’. ¿Qué me puedes contar sobre ella?

Es una de mis preferidas también. Aunque el disco no es muy rápido, ni muy cañero si que esta es un poco como la balada del disco. Y viene a hablar un poco de la vida de los músicos, de cuando agarras la guitarra y la maleta y te tienes que ir un fin de semana por ahí y dejas en casa a la mujer y a las crías. Y, por un lado, estas contento porque vas a hacer lo que te gusta pero, por otro lado, sientes que te falta algo. Viene a hablar un poco de la batalla de todo esto.

En ‘Lo haré por ti’ si que están los coros de tu hija. ¿Cómo surge la idea de que ella participase?

Aquello surgió de la manera más tonta. Estaba con Iñaki en casa y estábamos haciendo la canción con la guitarra en el salón. Yo estaba tocando y pasó mi hija por un corredor cantando la frase ‘Lo haré por ti’ y le salió así. Entonces, Iñaki lo propuso porque podía quedar chulo y ser rompedor. Se lo dije a mi hija y ella encantada.

En ‘1936’ encontramos un medio tiempo en el que se habla sobre la guerra civil. ¿por qué volver a esa etapa de tiempo atrás?

Creo que es algo que lo tenemos que tener siempre presente. Al final la historia de un país también se escribe con las tragedias. También es un abrazo a nuestros abuelos y a gente que ha vivido en primera persona todo eso. Es una forma de verlo. Por un lado si que entiendo que igual hay que pasar página pero cuando hay tantas faltas de respeto te obliga a no olvidarte de dónde estás y de dónde vienes. Y, sobre todo, no olvidarnos de que hay mucho 1936 en 2017.

¿Qué nos ataca y porta malas noticias que nos hacen llevar el cuerpo a tierra?

Creo que un reflejo de ese 1936 que aún hay en 2017. Nos hemos dormido todos demasiado o nos equivocamos un poco en el tratamiento de las cosas porque, aunque el futbol me encanta y he jugado muchos años y tal, no concibo que una sociedad en esta época en la que vivimos salga a la calle porque tu equipo haya perdido o haya ganado y se creen problemas. Y luego que haya vecinos tuyos que no tengan para comer o elementos básicos y no pase nada. Y la gente no sale y nos limitemos solo a que nos dé pena esa situación. Incluso gente que conocemos, gente de nuestro alrededor. En otros países se envidia eso. A veces, envidio a esa sociedad francesa que cuando pasa algo grave y es injusto para el pueblo salen de todo tipo de colores y condiciones políticas a la calle. Se ha maquillado o lo han maquillado muy bien porque, realmente, no se hasta que punto el 36 ha pasado.

¿De dónde nace la idea de meter las guitarras acústicas a la par de las eléctricas en ‘Black Jack’?

Básicamente soy un guitarrista acústico y con la eléctrica me cuesta más trabajo expresarme y si que había que darle ese poso de guitarra acústica. En ‘Black Jack’ esta muy presente pero también se puede ver en ‘1936’ o en ‘Clases’. ‘Black Jack’ me pedía meter las dos, sobre todo, en el solo y en querer llevar de alguna manera esa guitarra eléctrica pero más limpia que en otras canciones. A priori, parecía una canción que se salía un poco del disco pero por otro lado, a base de escucharlo, si que encaja y era, también, un poco ese sonido americano de los Eagles. Me recuerda mucho a esa banda y, luego, el solo si que está más direccionado a Dire Straits o Eric Clapton.

Has contado con Carlos Colina con los Hammond, piano… ¿en directo también estará?

Espero contar con él en directo porque es un lujo y porque, básicamente, es un disco en el que tiene mucha presencia los hammond y los pianos. De no estar él no se muy bien como saldríamos de ese escollo, como íbamos a sustituir toda esa presencia que tiene. Espero contar con él y, bueno, él me ha dicho que sí estará.

¿Por qué debemos ir a ver tu directo?

Ahí lo que se va a ver es toda la ilusión de dos años de trabajo y todas las ganas del mundo en intentar hacerme un hueco en todo esto de la música y, sobre todo, en unos registros que son tan complicados como el mío o como se vende el mío que es canción de autor o de cantautor. Entonces, yo os invito a pasar una hora y media a gusto, que me arropéis y me ayudéis y yo prometo ofreceros lo mejor de mi. 

Lo más leído esta semana

Cartel del festival solidario Pim Pam Punk

El próximo 21 de enero ha sido la fecha elegida para la celebración del X aniversario del festival solidario Pim Pam Punk.

[ENTREVISTA] Iñaki Llarena: “Un buen disco es un cantante y unas buenas canciones. Todo lo demás es absolutamente secundario”

Iñaki Llarena es, sin duda, uno de los productores referenciales en Navarra. En 2006 empezó a grabar y producir bandas tanto a nivel nacional en Estudios Aberin, su propio estudio...

Evaristo Páramos prepara un libro de anécdotas y recuerdos de la época de La Polla Records

La editorial Desacorde Ediciones ha anunciado que se encuentran preparando un nuevo libro de Evaristo Páramos.

Fermin Muguruza estrena videoclip para 'Baldintzabikoa'

Fermín Muguruza ha estrenado videoclip para su tema 'Baldintzabikoa', que forma parte de su próximo álbum que se publicará el 25 de noviembre: 'Black is Beltza ASM Sessions'.