Comparte

[ENTREVISTA] Inconscientes: “Nuestro mayor enemigo somos nosotros mismos”

Tras pasar 10 años desde que se publicase su álbum debut, ahora Inconscientes vuelven a escena con un nuevo trabajo de estudio: “Quimeras y otras realidades”.

Con motivo de la publicación de este disco, he tenido la oportunidad de hablar con Jon Calvo e Iñaki Antón sobre el desarrollo de este doble álbum con vocación independiente y los planes de futuro que tienen de cara a la gira. ¡Qué la disfrutéis!

Han pasado 10 años desde que se publicase vuestro primer trabajo. ¿Sigue estando presente la misma inconsciente o ha cambiado?

Jon: Cada vez somos un poco más inconscientes.

¿Había ganas de retomar el proyecto?

Jon: Muchas, muchas ganas (risas). Llevábamos alrededor de 10 años trabajando tanto Iñaki en Extremoduro como yo en Memoria de Pez. Y en todo este tiempo sí que hablábamos de las ganas de hacer otra cosa, otro proyecto, otro trabajo… pero no encontrábamos espacio suficiente para desarrollarlo a gusto y con tiempo. Y en cuanto hemos visto el agujero nos hemos tirado de cabeza.

Decís que es un disco doble con vocación de discos independientes. ¿Nacieron así desde el principio?

Jon: No.

Iñaki: No. Vimos que teníamos canciones y nos propusimos hacer una selección. Fue cuando nos dimos cuenta de que había canciones de dos ambientes ¿no? Fue en ese momento cuando decidimos hacer dos discos un poquito diferentes.

A lo largo de este trabajo hay violín, viola, trompetas, entre otros instrumentos. Se investiga y se juega con ellos. ¿La idea de introducirlos surge sin ningún tipo de pretensión ni cortapisas, surge así en libertad?

Iñaki: Claro. Al momento de crear música en tu cabeza te imaginas sonidos y te imaginas cosas. Y si las tienes en tu alcance creo que el deber del músico es plasmarlo todo, no debe negarse ningún recurso que tenga a su alcance.

Yo lo decía más en el sentido de que hay canciones que directamente te piden un violín u otros instrumentos y, a lo mejor, te obliga un poco a ello.

Iñaki: Sí. Yo creo que una canción si la sabes escuchar te pide cosas y en función de lo que creas que la canción quiere o necesita pues se le busca una instrumentación u otra y la que haga falta.

¿Cómo ha sido todo el proceso de composición? Porque sí que ha habido 10 años y varios proyectos de por medio. ¿Ha sido en este último año o ha venido de antes?

Jon: Se puede decir que hemos trabajado ya en serio en este último año. Hace dos años que empezamos a quedar y a tontear un poco con las ideas pero sí que este último año nos lo hemos pasado currando como locos.

¿En qué momento comenzáis a jugar con el blues?

Iñaki: Que no hayamos hecho mucho blues hasta ahora no quiere decir que no hayamos jugando con él siempre. Yo creo que todos los que tocamos, al menos en nuestro caso, hemos jugado con el blues siempre. Otra cosa es que tengas el atrevimiento de hacer uno porque parece fácil pero, en mi opinión, hay que ser atrevido para hacer un blues en un disco si no lo has mamado desde enano.

Claro, no siempre es la valentía pero si te centras en el rock siempre te va a costar algo más adentrarte en otro estilo.

Iñaki: Sí. Y es muy fácil jugar con el blues y empezar a tocar el blues pero es muy difícil hacer un blues que suene serio y coherente. A mí me parece difícil.

Si quimera es “una ilusión o fantasía que es producto de la imaginación y que se anhela y se persigue a pesar de ser muy improbable que se realice. ¿Cuáles son las otras realidades que rodean este trabajo?

Iñaki: El juego con los títulos lo que pretende decir, un poco, es que hay sueños o metas inalcanzables que pueden convertirse en realidad y si no pueden pues, al menos, tenemos el derecho a intentarlo y luchar por ello.

“Quimeras” si que es un disco más tranquilo que se acerca más al blues mientras que “Otras realidades” tiene un ambiente más rockero y cañero. Al hacer la recomendación de escucharlos por separado, ¿en qué momento sería destinado a cada uno en vuestra opinión?

Jon: Yo creo que eso es mejor que lo elija cada persona. Nosotros damos las instrucciones de que uno trae un ambiente más cañero pero seguro que se lo pone a cualquier hora.

Iñaki: Y, además, no está bien ordenado para escucharlo seguido. En mi opinión no molaría. Yo me imagino que cada uno tendrá sus momentos. Yo me imagino sentado escuchando música en un equipo más potente para “Quimeras” o en la autopista en el caso de “Otras realidades”.

“Debajo de un abedul” es una letra de Carlos Chaouen. ¿Cómo ha caído en vuestras manos esa letra?

Iñaki: Cuando estábamos empezando a trabajar en este disco, hablé con Carlos y le dije que teníamos muy pocas canciones, que nos estábamos comiendo el coco para hacer canciones o cambiar ideas que teníamos. En este disco hay ideas que si que tienen tiempo, cambiar ideas por canciones y convertirlas en canciones de verdad que es el miedo que tienes siempre a poder hacer aunque sabes que, al final, siempre haces. Y él dijo que tenía canciones y que sí queríamos nos las daba. Nos cantó unas cuantas y nos dijo que eligiéramos las que quisiéramos y Jon eligió la más tranquilita y la que le pareció más bonita.

¿Y por qué no meter ninguna más de todas las que dio? Es un disco vuestro pero al resultaros difícil la composición

Iñaki: La verdad es que viendo la calidad de escritura y de música que tenían las canciones de Carlos Chaouen daban ganas de meter más. Pero es un disco de Inconscientes y meter más de una hubiera sido demasiado.

Jon: Sí. Luego, estuvimos haciendo canciones. El nos prestó muchas pero nosotros fuimos haciendo muchas canciones y nos juntamos con un montón. No quisimos tampoco apartar la de Carlos por ya tener otras ¿sabes? Solo por el detalle que el tuvo él de ofrecerse y porque creemos mucho en esa canción.

Claro y el tiempo dedicado hasta que le habéis dado forma como vosotros habéis querido.

Jon: También, también (risas).

Iñaki: Hemos trabajado todas las canciones con mucho cariño e igual la de él más por respeto hacia su persona y hacía su figura. Bueno, estamos trabajando y dando forma a una canción de otro tío y hay que ser respetuoso y hacerlo con mucho cariño.

En “Soy mi enemigo” de “Quimeras” decís “un espejo gritará: lo que eres, yo soy”. ¿No somos nosotros mismos nuestro peor enemigo?

Iñaki: Es cierto pero, además, es de lo que habla la canción. Hay canciones que cada uno puede interpretar a su manera, está claro. Y, al final, después de dar muchas vueltas casi siempre llegamos a esa conclusión. Todos tendemos a culpabilizar y a echar balones fuera pero también tenemos que ver que nuestro mayor enemigo somos nosotros mismos.

“El último hombre libre” fue el tema elegido como primer videoclip, ¿por qué este tema?

Jon: Bueno, fue también un poco cosa de la compañía. Nosotros, desde dentro y metidos en el proceso de la mezcla y terminando el disco, yo creo que no teníamos perspectiva para poder elegir. Y, en cambio, desde el Dromedario que lo veían desde otro punto de vista veían que esa canción nos definía bien o nos representaba bien como banda. Fue un poco consensuado pero sí fue una decisión gracias a ellos porque nosotros no sabíamos ni para donde tirar.

Iñaki: Por nosotros hubiera sido cualquiera.

No, pero siempre hay una favorita o la suele haber.

Jon: Sí pero puede ser una canción que no te represente, sea tu favorita.

Iñaki: Creo que para los que hacemos las canciones, la gente del grupo, la canción favorita va cambiando cada semana.

¿Qué me podéis contar sobre él?

Iñaki: Se trata de un tema en el que se habla de que no vale achacar a la suerte va un poco en la onda de “Soy mi enemigo” pero si habla un poquito en los mismos términos. Jon habla de que no quiere estar a la merced de la suerte o culpabilizarle de lo que le pase a él puesto que él es el responsable de su vida.

Me ha causado mucha curiosidad el tema de “Jugando” en relación a los símbolos que aparecen en el libreto. ¿Por qué los habéis metido?

Iñaki: Es una canción instrumental. Entonces así es como Jon, que es quién ha hecho el libro, se imagina la musiquilla (tararea).

Jon: El tema se prestaba a hacer. Ya solo con el nombre “Jugando” era un poco dar pie a que la gente le llamase la atención.

¿Por qué el instrumental para cerrar “Otras realidades”?

Iñaki: Nos parecía un cierre bonito de disco. Es una cosa que la empezamos a trabajar y al ir escuchando nuestras maquetas iba en distintos sitios y nos dimos cuenta de qué encajaba muy bien. Era como un broche a un disco de rock porque la gente sin cantar un mensaje, jugando con los instrumentos haciendo música. Podía haber sido una introducción también.

Hombre pero también puede servir de enlace de los dos discos ¿no?

Iñaki: Sí pero, realmente, lo que he dicho alguna vez más. Puede que sea así pero nuestra pretensión era que cada disco tuviera un principio y un final. Precisamente no hemos contemplado el concepto de enlace porque no pretendemos que se escuche seguido. Entonces, para nosotros no tenía sentido el enlace pero igual se termina convirtiendo en eso. Pero para nosotros era distinto.

En “Sin fronteras” esta la frase “Quiero cantar hasta que acaben las guerras. ¿Puede seguir siendo la música un elemento con el que hacer frente a la lucha?

Iñaki: Sí. Un elemento más aunque hacen falta muchos más pero sí que ayuda. La música y todo lo que pongamos en esa fiesta siempre será una ayuda.

¿Y el silbido del final?

Iñaki: El silbador (risas).

Jon: Ahí yo también dije que fue una traición. Yo estaba en la pecera cantando, terminaba la toma, continuaba la canción y yo seguía silbando. Y aquí, Iñaki, que estaba al otro lado de la mesa le dio al REC y me dijo:“silba, silba”. A lo que respondí: “Pero qué dices hombre con lo de silbar” (risas). E Iñaki me dijo: “Que queda muy bien”. Y también yo creo que queda muy bien para terminar el disco, es un buen final.

Iñaki: Y la puerta, nadie se ha dado cuenta de que la puerta se cierra.

Para la masterización de este trabajo habéis ido a Metropolis Studios con Tony Cousins, ¿Por qué os habéis ido hasta allí?

Iñaki: La masterización es un proceso que debería ser muy sencillo pero que es delicado y en 6 u 8 horas puedes estropear el trabajo de muchos meses. Entonces, son gente con la que llevo haciéndolo muchos años, tienes experiencia y, a mí personalmente,  me acojona que el trabajo de muchos meses se pueda estropear tras 6 horas de trabajo por otro tío. Entonces es por jugar sobre seguro.

¿Por qué la decisión de un volumen más bajo en los CDs y una descarga con un volumen más alto?

Iñaki: Porque suena mejor. Es un tema técnico que, a veces, no me resulta fácil al hablar de él con gente que no estáis metidos en el mundo técnico lógicamente.  Pero ayer se me ocurrió un ejemplo que me gusta. El formato digital tiene una capacidad de volumen y lo que se está haciendo en los últimos años es subir cada vez más el volumen. Pero, claro, hay un techo del que no se puede subir. Entonces es como si estuviéramos aplastando la música contra ese techo. Es como si un bote de arroz del chino que te traes a casa, le pones tal mogollón de arroz y la tapa la tienes que poner por cojones.  Y hay mucho arroz pero está aplastado, esta chungo. El arroz tiene que estar más sueltito, tiene que tener sitio y todos tenemos equipos que al hacerlo con mucho volumen, lo tenemos que poner más suave por lo que suena peor. Entonces, hemos querido hacer que la música tenga más espacio y que suene mejor haciéndolo más normal sin hacer tanto el bruto. Y por si alguien echaba en falta ese aplastamiento pues, bueno, se lo hemos facilitado para que disponga de ello.

Entonces en plataformas como puede ser Spotify o YouTube, ¿está este sonido o el otro?

Iñaki: Esta el bueno. Luego hay otro tema que, además, es que el exceso de volumen en la masterización en cualquier plataforma tiene un limitador de salida que hace que todas las canciones suenen iguales. Entonces, cuando tú entras demasiado fuerte eso suena peor aún. Cuando más bajo lo lleves ahí es mejor.

Con respecto a la gira y, ahora que Manolillo Chinato tiene un nuevo libro y vosotros nuevo trabajo. ¿Se podrá disfrutar, de nuevo, de la gira conjunta?

Iñaki: Ojalá.  De momento, vamos a hacer unas presentaciones modestas en salas modestas en plan de cantidad de gente y de aforos. E iremos solos. Y, bueno, Manolillo estará a lo suyo. Pero seguro que nos gustaría coincidir en algún sitio y estoy seguro que, a lo largo de la gira, alguna ocasión se dará.

En las fotos he visto que sois cuatro pero, aquí, indicáis que sois cinco y que se incorpora Aiert Erkoreka. ¿Puede considerarse ya el quinto inconsciente?

Iñaki: Sí. Creo que podemos hablar de Aiert Erkoreka, sin duda, como inconsciente.

Jon: Nos pasa que la decisión fue tomada después de que la portada estuviera hecha. Entonces le hemos metido detrás (risas). Está en la contraportada.

Iñaki: Y, menos mal, porque nos hubiera jodido toda la geometría (risas).

Aunque son dos ambientes diferentes, ¿se podrá disfrutar de ambos en directo?

Iñaki: Sí, claro. Vamos a llevar al directo este disco o estos dos discos como lo quieras llamar y el primero también. Aunque en el segundo disco hay algunas canciones lentas lo que nos vamos a hacer es llenar el directo de canciones lentas. Vamos a hacer un concierto de rock. Pero, bueno, unos días tocaremos unas y otros días tocaremos otras pero sí en el directo tiene que tener cabida todo.

Entonces, ¿va a haber variaciones de unos conciertos a otros?

Iñaki: Sí. Eso mola y tampoco pensamos que va a haber gente que va a venir a un montón de conciertos pero a nosotros nos mantiene despiertos. No es que nos vayamos a aburrir porque tocando no te aburres nunca pero te acostumbras a hacer todo igual y te automatizas un poco. Y que haya cambios y que tengas que estar pendiente está bien para que así tengas que estar a lo que tienes que estar y no te despistes.

Acostumbrado como estás a recintos más amplios, al hablar ahora de recintos más modestos. ¿Necesitas ya disfrutar de este cambio para estar más cerca del público?

Iñaki: Sí, lo echaba en falta. A mí siempre me han gustado las salas y el humo aunque ahora ya no hay humo (risas). Las salas, el humo, el calor, la gente cerca, el contacto directo… Me parece que en el rock hay mucho de eso. Igual nos acostumbramos a que el rock son escenarios de dos metros y medio de alto, con la gente allí a lo lejos… Pero, para mí, el rock y el blues rock tiene que ver mucho con las sala, con la música. Lo único que, ahora, me desquitaré y lo que únicamente echaré en falta será el humo.

Os he oído comentar en otra entrevista que habéis dejado temas fuera,  ¿se puede prever que el próximo disco de Inconscientes puede estar cerca?

Iñaki: Sí. Queremos hacerlo y, desde luego, no vamos a estar otra vez diez años ni mucho menos. Cuando quieres hacer algo y tienes ganas de hacer algo, lo haces. Otras veces nos hemos dejado llevar por nuestros proyectos y hemos dejado esto aparcado pero ahora tenemos claro que no es un entretenimiento para un paréntesis. Nos gusta hacerlo y que hay que darle.

Lo más leído esta semana

Fecha para el nuevo single de Leo Jiménez: 'La era de la individualidad'

El próximo 11 de mayo ha sido la fecha para el nuevo single de Leo Jiménez: 'La era de la individualidad'.

Cartel del festival solidario Pim Pam Punk

El próximo 21 de enero ha sido la fecha elegida para la celebración del X aniversario del festival solidario Pim Pam Punk.

[ENTREVISTA] Iñaki Llarena: “Un buen disco es un cantante y unas buenas canciones. Todo lo demás es absolutamente secundario”

Iñaki Llarena es, sin duda, uno de los productores referenciales en Navarra. En 2006 empezó a grabar y producir bandas tanto a nivel nacional en Estudios Aberin, su propio estudio...

Evaristo Páramos prepara un libro de anécdotas y recuerdos de la época de La Polla Records

La editorial Desacorde Ediciones ha anunciado que se encuentran preparando un nuevo libro de Evaristo Páramos.